Martín Ruiz
  •  |
  •  |
  • END

Santos “El Toro” Benavides pega, pero su defensa es pobre y no se mueve mucho en el ring, por lo que anoche fue vencido por nocaut técnico en el sexto round por el boricua Román “Rocky” Martínez, quien retuvo su título superpluma de la NABO, organismo regional de la OMB.

“El Toro” tumbó en el segundo round al boricua, pero no pudo definir el combate, lo que le permitió al local plantear mejor su combate y sacar ventaja de la velocidad de piernas y manos, para fajarse en el centro del ring instalado en el Coliseo “Rubén Rodríguez”, de Bayamón, Puerto Rico.

Los primeros cuatro episodios fueron un duelo de metralla, en los que los gladiadores se atacaron fuerte y asimilaron los ataques a los bajos, recurso aplicado para minar las condiciones del adversario. Pero en el intercambio de golpes, el boricua salió mejor librado, atinando en forma contundente, pero Benavides pudo mantenerse en pie.

Al llegar el sexto asalto, Santos Benavides se lanzó a un ataque frontal, tirando arponazos para terminar de una vez. Sin embargo, no cuidó su defensa y en una de sus arremetidas, cuando se preparaba a descargar un golpe letal, se encontró con un directo de derecha que lo envió a la lona. Cayó sentado, pero estaba “tocado”.

Fue el momento de la decisión. Martínez sabía que tenía que resolver el pleito y se desbordó tirando sus golpes desde todo ángulo. Benavides se defendía tirando golpes al vacío, tratando de conseguir uno afortunado, pero no tenían potencia. Se protegió con sus guantes, pero el árbitro decidió parar la pelea a los 2:03 minutos del sexto asalto.