•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A sus 71 años, el cubano Roberto Pacheco sigue en pie de lucha frente al micrófono. Siendo un chavalo, seguramente escuchó a Felo Ramírez, Rafael Rubí, René Molina y tantas otras fieras del periodismo radial de la isla que brillaron en aquellos tiempos. Más adelante se sintió estimulado por Bobby Salamanca y Eddy Martin, y junto con Héctor Rodríguez, compartió gigantescas transmisiones en Juegos Olímpicos, Campeonatos Mundiales de Béisbol y de Boxeo, y por supuesto, en Juegos Panamericanos y Centroamericanos y del Caribe.

Una larga cabalgata de Roberto mientras crecía y se desarrollaba, hasta alcanzar los conocimientos y cultivar los recursos que tan bien maneja apoyándose en la experiencia acumulada. Con su amigo Héctor Rodríguez afectado por un severo problema de salud, Pacheco, a quien conocí hace más de 40 años en estos ajetreos, es como el último de los “mohicanos” de una generación de locutores deportivos que llegamos a creer, nunca se extinguiría. Y una prueba, es escuchar todavía a Felo con más de 85, seguir batallando.

Pacheco vino con la delegación cubana que se marcha mañana y estuvo colaborando eficazmente con el staff de Radio Ya, como un calentamiento para su enésimo viaje a los Juegos Olímpicos de Londres. Tuvo la suerte de construirse, mientras el deporte cubano, más allá del béisbol y el boxeo conseguía una proyección espectacular en la mayoría de las disciplinas, exigiendo de los hombres de prensa y radios cubanos, la mayor dedicación posible y un elevado nivel de competencia.

Como los viejos robles, no piensa en el retiro. No todavía. Quizás pueda llegar tan largo como el legendario Jefe de Deportes del Washington Post, Shirley Povich, quien escribió su última columna a los 90 años. ¡Ojalá!