•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Qué iba a imaginar Marlon Abea que después de enfundarse por primera vez el uniforme de la Selección Nacional de Béisbol en los Juegos Centroamericanos de Tegucigalpa como suplente del chinandegano Genaro Llanes, iba a pasar 21 años defendiendo los colores nacionales.

Abea, quien recién cumplió los 42 años de edad, uno de los “veteranos” de la pelota criolla actual, tenía planeado despedirse de la Selección en la serie contra Cuba, que fue disfrutada por la afición.

La idea rondaba en la cabeza de Marlon mientras entrenaba con el equipo nacional para esta serie. La motivación siempre está ahí, y lo demuestra cada vez que conecta un imparable… Ahí estaba en segunda base, celebrando tras conectar doble productor de dos carreras en el tercer inning y después deslizándose en el plato para anotar la cuarta carrera pinolera.

Abea debutó con la Selección en 1990, a la edad de 20 años. Curiosamente debutó con Davis Hodgson como manager, quien en esta ocasión dirigió al equipo pinolero. Estuvo también en el Mundial de Edmonton, pero solo tuvo dos turnos, bateando de 2-1.

Firmó para los Azulejos de Toronto y aunque no pasó mucho tiempo en la organización, tardó siete años para volver a enfundarse el uniforme de la Selección hasta en la Copa Intercontinental de 1997, como suplente de Julio Vallejos en la receptoría.

Desde entonces, fue más regular y varias veces titular, combinándose con Adolfo Matamoros, Janior Montes, Juan Blandón. Completó cuatro mundiales, una Copa, cuatro torneos de clasificación y un Centroamericano. Consumió 229 turnos, bateó 63 hits, para promediar .275. Anotó 27 carreras, empujó 40 y conectó 3 jonrones.

Notas: En la serie amistosa, Cuba bateó para .315, contra .181 de los nicas. En pitcheo, lanzaron para 1.40, y los pinoleros para 5.32, con 44 limpias en 26 episodios.