•  |
  •  |
  • END

ESPN.com
Sólo queda un mes. Eso es todo. Apenas queda un mes para que esta sensacional temporada de béisbol llegue a la meta. Es duro saber dónde colocar tus ojos en este circo de 87 pistas. Pero aquí estamos para ayudar, como siempre, al presentarles las preguntas claves para el mes final de la temporada:
1. ¿Podrían yanquis y medias rojas quedarse fuera de los playoffs?
Hemos hecho nuestras investigaciones. Y tal como lo sospechábamos, la última vez que hubo una postemporada sin Yanquis y Medias Rojas se remonta a 1896.

OK, no, no es así; pero así parece. Pero ahora aquí les traigo un dato real: no ha habido una sola postemporada en la era del comodín que no haya tenido al menos uno de estos dos equipos, y siete de esas 13 postemporadas han incluido a ambos equipos. En esos 13 festivales de octubre, los Yanquis y Medias Rojas han jugado un total combinado de 163 partidos, incluyendo 17 entre ellos. Varios de ellos han terminado poco antes de las 3 a.m.

Así que, ¿cuáles son las posibilidades de que ninguno de estos dos titanes llegue a la postemporada en este año? De acuerdo a datos del portal coolstandings.com, que se encarga de recopilar probabilidades para la tabla de posiciones en ESPN.com, hay apenas un 10.7 por ciento de posibilidades de que eso ocurra. Pero mayormente por el hecho de que los Medias Rojas tienen un 87.6 por ciento de clasificar.

Sin embargo, los Yanquis tienen apenas un 2.3 por ciento de probabilidades. Y aún ese por ciento parece demasiado optimista, cuando consideramos que los Medias Rojas están en un paso para llegar a 94 victorias, un total que parece inalcanzable para los Yanquis.

2. ¿Podrán los Rays terminar el milagro?
Le hemos preguntado a todo el mundo que nombren la historia de béisbol de septiembre que más les fascina. Casi todo el mundo mencionó: los Rays. ¡Hey, buena respuesta! Si este equipo --con una nómina menor al lado izquierdo del cuadro interior de los Yanquis-- gana el Este de la Liga Americana, eso será una historia de la que la gente hablará por décadas. Pero si los Rays superan eso y terminan con el mejor récord del béisbol --luego de 10 temporadas consecutivas de al menos 90 derrotas-- vamos a anunciar esto desde ahora: eso será, oficialmente, el giro más milagroso en la historia.

Piensen en esto: de acuerdo con el genio de las relaciones públicas de los Rays Rick Vaughn, 261 equipos en la historia del béisbol han perdido 95 juegos o más en una temporada (Tampa Bay perdió 96 el año pasado). Tan sólo uno de ellos (antes de este equipo) ha podido llegar a 30 partidos por encima de los .500 en cualquier punto de la temporada siguiente -- los Diamondbacks de 1999.

3. ¿Podrán los Cachorros ganar 100 juegos?
Podrían quedar unos seis seres humanos vivos en el planeta que puedan decir que recuerdan alguna otra temporada en la que, quedando un mes en el calendario, tenían absoluta certeza de que los Cachorros estarían jugando béisbol en octubre. Pero hemos llegado a ese lugar en el tiempo en el que una vez más, aún así, sí, estamos hablando de los Cachorros.

El portal Coolstandings.com estima que las posibilidades de los Cachorros de no llegar a los Playoffs son de un increíble 0.6 por ciento. Así que ignoremos la historia, ignoremos los cuentos de cabras, ignoremos el 1969 y tomemos esta parte como dada, ¿OK? Y ya que ésta no es una columna sobre octubre, eso significa que la gran pregunta de septiembre es si estos Cachorros pueden ganar 100 partidos.

No es que los Cachorritos nunca hayan hecho esto. Es que sí ha sucedido, hace 73 años. Pero desde ese entonces, todas las otras franquicias han ganado 100 partidos exactamente 66 veces. Solamente los Yanquis lo han hecho unas 15 veces. Incluso los Diamondbacks --quienes olvidaron jugar un partido por 63 años consecutivos luego de la última vez en que los Cachorros ganaron 100-- lo han hecho.

4. ¿Perderán los Angelinos su aura?
Los escuchas que han visto a los Angelinos últimamente han reportado que se encuentran en un “malestar”, o que han perdido “ese ingrediente extra” que los empujó a la mayor ventaja de cualquiera de los líderes divisionales en el béisbol.

Pero, si eso es cierto, ¿quién puede culparlos? Ellos podrían colocar a su dueño Art Moreno como cuarto bate y aún así ganarían su división. Sin embargo, lo que uno se tiene que preguntar es si su ventaja de 15 partidos podría ser dañina para un equipo tan bueno como éste. Así que decidimos echarles un vistazo.

Encontramos ocho equipos en la era del comodín que entraron al mes de septiembre con ventajas en su división de 15 partidos o más. Las malas noticias para los Angelinos son estas: tan sólo uno de ellos --los Yanquis de 1998-- ganaron la Serie Mundial. Pero aquí están las buenas noticias: la mitad de esos equipos al menos llegaron a la Serie Mundial, y esos equipos jugaron 18 series de postemporada, ganando 11 de ellas.

5. ¿Podrán los Cerveceros poner a octubre de nuevo en su calendario?
He aquí cuanto tiempo ha pasado desde que la buena y leal fanaticada de Milwaukee presenció por última vez un juego de postemporada de béisbol (que fue en 1982). Los Yanquis han jugado 200 partidos de postemporada desde entonces. Los Marineros y Azulejos ---dos equipos que, en ese entonces, nunca habían tenido una temporada ganadora-- han jugado un total de 75 partidos de postemporada desde entonces. Los Marlins, Rockies y Diamondbacks --tres equipos que ni siquiera existían en ese entonces-- han jugado 79 en total.

Y los Cerveceros no han jugado ninguno. Pero eso está a punto de cambiar, a menos que el codo de CC Sabathia se eche a perder o le pase algo. Quizás los Cerveceros no logren alcanzar a los Cachorros. Pero, ¿es éste un equipo que ha logrado récord de 28-16 desde que Sabathia llegó para ayudar al equipo a aumentar su ventaja de 3½-juegos por el comodín de la Liga, restando un mes de campaña? A los Cerveceros les quedan 16 partidos con los Piratas, Rojos y Padres. Así que es posible que una lata de salchichas envenenadas sea lo único que pueda detener a este equipo ahora.

6. ¿Tendrá la saga Mets-Filis un final diferente?
A pesar de lo bien que han estado jugando los Mets (40-25 bajo Jerry Manuel), y lo duro que han trabajado para olvidarse de la pesadilla de septiembre de 2007, los Filis parecen más como el equipo con mejores oportunidades para sobrevivir este maratón.

Privadamente, los Mets no parecen estar optimistas de que tendrán alguna contribución significativa de parte de John Maine (8-1 de por vida ante Filis y Marlins). Tampoco están muy seguros de Billy Wagner. No hay lanzadores de impacto que puedan conseguir en cambios.

7. ¿clasificarán ambos equipos de Chicago?
Hemos tenido una Serie del Subway. Hemos tenido una Serie del Terremoto. Hemos tenido postemporadas en las que se destacan varios equipos del sur de California. Pero para encontrar la última vez que ambos equipos de Chicago jugaron béisbol en octubre, tendríamos que utilizar la máquina del tiempo para retroceder hasta 1906.

Así que, ¿será éste el año? Como recordarán, ya escribimos sobre los Cachorros, pero los Medias Blancas pondrán a prueba sus glándulas sudoríparas si logran aguantar a los Mellizos en una carrera que se perfila como el mejor final en el béisbol (con alguna intriga sobre el comodín como ingrediente extra para añadirle un poco de diversión).

Coolstandings le da a los Medias Blancas un 52.4 por ciento de ganar la División Central. Y eso no será fácil. A los Medias Blancas les resta el peor calendario (se enfrentarán a oponentes con porcentaje de victorias de .518; los Mellizos se enfrentarán a oponentes cuyos por ciento de victorias es de .490).

8. ¿Podrán repetir los Rockies?
Es posible que ustedes hayan dejado de prestarle atención a esos Rockies de Colorado en algún momento luego del Día de la Recordación en mayo. Gran error. Adivinen qué: los Rockies están más cerca del primer lugar este año (a seis juegos) que lo que estaban en esta misma fecha el año pasado (6½).

Ok, adivinen qué más: si esta temporada hubiera comenzado en (escojan un fecha) primero de mayo, primero de junio o luego del Juego de Estrellas, los Rockies serían los líderes del Oeste de la Nacional (o al menos estarían empatados en el liderato). Así que, ¿le quedará energía a este equipo como para tener otro final loco como el del año pasado? No creo que logren marca de 21-1 de nuevo. Eso lo sabemos
9. ¿Cuál equipo no contendor provocará más dolores de cabeza?
Uno sabe que varios equipos fuera de la contienda escucharán la alarma sonar el Día del Trabajo, y decidirán arruinar la temporada a su contendor favorito. ¿Pero quién? He aquí algunos de los nominados: los Azulejos se encuentran a nueve juegos por encima de los .500 (26-17) desde el 4 de julio; ellos todavía utilizan a Roy Halladay, A.J. Burnett y B.J. Ryan, y jugarán 24 juegos más ante los Rays, Yanquis, Mellizos, Medias Blancas y Medias Rojas. Así que échenle un ojo a ese equipo.

Los Indios han compilado el mismo récord que los Cerveceros desde que cambiaron a CC Sabathia (28-16). Han ganado 10 juegos en fila. Le pasaron por encima a los Tigres en la tabla de posiciones. Y podrían causar muchos problemas. En las últimas dos semanas, jugarán ante los Mellizos, Medias Rojas y Medias Blancas.

En la Liga Nacional los nominados son los Bravos de Atlanta. Sí, han sido un desastre. Cierto, tienen marca de 10-20 desde que salieron de Tim Hudson; no han ganado un juego por una carrera como visitantes en toda la temporada, pero jugarán 15 partidos consecutivos en septiembre ante los Rockies, Mets y Filis. ¿Por qué tenemos la impresión de que uno de esos equipos no va a disfrutar mucho esos partidos?
10. ¿Hará historia la contienda por el cetro de bateo de la ln?
Pero he aquí lo que estaremos viendo en el próximo mes: la potencialmente interesante contienda por el cetro de bateo de la Liga Nacional entre Albert Pujols y Chipper Jones.

Chipper había tenido en su poder el promedio de bateo más alto en las Mayores por 132 días consecutivos --la mayor racha en los 48 años de la era de la expansión--; Pujols ya ganó el cetro de bateo en la temporada 2003 y es ridículamente bueno y ridículamente consistente, y su promedio no ha bajado de los .340-- ni siquiera por un día-- desde el 8 de abril.

Estos tipos estaban destinados a caer en una batalla épica en cualquier momento, ¿no? Tienen los dos mejores promedios de bateo en las Grandes Ligas desde el Día Inaugural de 2006, 2007 y 2008. Y, de manera sorprendente, hay apenas un punto de diferencia en sus promedios en los pasados tres años, cinco puntos de diferencia en los pasados dos años y un punto de diferente este año (.357 para Pujols, .356 para Jones).

Si se mantienen así, ésta podría ser la tercera contienda por el cetro de bateo de la LN desde1900, en la que el ganador y el segundo batean más de .350 y la brecha entre ambos es de tres puntos o menos. Los otros fueron ganados por Phil Cavarretta (.355) sobre Tommy Holmes (.352) en 1945, y por --¿quién lo diría?-- Pujols mismo (.359) sobre Todd Helton (.358) en 2003. En la Liga Americana esto pasó también una vez desde 1930 (Paul O’Neill sobre Albert Belle, .354-.351, en 1994).