• |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

¿De cuántas maneras podemos imaginar el duelo de hoy entre España y Portugal? Uhh, de mil maneras, todas viables, pero yo me aferro a una cargada de audacia: Portugal va a presionar intensamente incomodando la posesión de balón de España, obligándola a perder más pelotas, atormentando su defensa por las bandas, exigiendo mayor aceleración de Iniesta y Xavi, amenazando permanentemente con ese “puñal” siempre activado que es Cristiano Ronaldo.

La cautela terminó matando a Portugal en el Mundial. Ahora, después de imponerse a Holanda y República Checa y, sobre todo, recordando cómo apretó al equipo alemán en los últimos 15 minutos, haciéndolo rebotar contra las paredes de la angustia, la tropa de Paulo Bento tiene que atreverse.

España no va a sorprender con su planteamiento. Cierto, desajustó a Francia moviendo a Iniesta al centro, aunque hoy podría regresarlo hacia la izquierda con Cesc como nueve enmascarado y Silva serpenteando, con Xavi como soporte y Jordi Alba intentando desbordar. El juego rápido y preciso podría ser el gran antídoto frente a un equipo con mejor pegada desde afuera.

Con un centrocampista como Veloso, y las proyecciones garantizadas por Nani, Cristiano y Postiga --todavía inseguro de ser alineado--, o Almeida, más la presencia de Meirelles, Portugal está en capacidad de ir hacia adelante, aun contra esta España que a veces parece exagerar en ese estilo de toques consecutivos buscando cómo fabricar huecos, muy del Barsa.

Se entiende el favoritismo de España por el oficio conseguido y ese aire de superioridad cobijado de serenidad. Un gran equipo visto al revés y al derecho, sobre todo si dispone de los espacios para maniobrar. Cierto, es difícil quitarle la pelota, pero tomando riesgos, y hay que hacerlo, se le puede apretar.

Los criterios actuales giran alrededor de las recientes imágenes. Con un elemento tan desequilibrante como Cristiano Ronaldo, capaz de quebrar los planes de contención “A”, “B” y “C”, tanto incursionando como habilitando o arrastrando marca, Portugal puede seguir siendo el equipo terriblemente amenazante que hemos estado admirando.

España defiende su prestigio, Portugal busca su primera gran conquista. ¿Quién estará más motivado? Anoche me acosté pensando que Portugal provocará hoy el gran impacto en esta Eurocopa.

dplay@ibw.com.ni