•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La vida es misterio, hay secretos que duermen en la sombra, decía Rubén, nuestro gran poeta, y no se refería al zurdo de los Filis Cliff Lee, un verdadero “as de espadas” en el montículo, impresionante ganador de un Cy Young registrando balance de 22-3 con los Indios en 2008, y 17 triunfos en 2011 con los Filis, es decir, sin nada que temer sobre la posibilidad de un año de gatos negros en este 2012.

Antes del miércoles, Lee realizó 13 aperturas sin poder ganar, pese a lanzar 10 entradas sin carrera frente a los Gigantes el 18 de abril, en juego que finalmente perdieron los Filis 1-0.

En las puertas del Juego de Estrellas, luego de atravesar media temporada, Lee logró su primer triunfo después de cinco derrotas, en su 14 inicio. Permitiendo dos carreras en 8 episodios, Lee derrotó 9 por 2 a los Mets, y quizás haya enviado una señal para no perderlo de vista en los últimos meses, como soporte de los Filis, equipo que intentará proyectarse desde el último lugar en el Este de la Liga Nacional, para competir por el banderín de la división, algo que todos suponíamos.

Lee atrapado entre los escombros. ¿Quién iba a sospechar eso? Se consideró que él, Halladay y Hamels, podrían pelear el Cy Young de 2012 desde el mismo staff, no que pasaría tres meses sin ganar con su equipo hundiéndose.

El zurdo, no es el único ganador de Cy Young que se ha visto tan desconectado con las victorias largo tiempo. El derecho Greg Maddux, en su última temporada, la de 2008 con Padres y Dodgers, estuvo 14 aperturas, una más que Lee, sin ver salir el sol, oculto en el laberinto. Después de ganarle a Colorado 3-2, el 10 de mayo, Maddux no volvió a ganar hasta el 28 de julio contra Arizona.

Y está otro dueño de un Cy Young, Fernando Valenzuela, con 19 inicios sin ganar entre 1988 y 1989. El mexicano no pudo triunfar en sus últimas 9 aperturas del 88, y agregó las primeras 10 del 89, temporada que cerró con balance de 10-13.

 

dplay@ibw.com.ni