•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • AS de Madrid

La gran intriga que tantas polémicas ha provocado: ¿Fue o no fue gol?, será resuelta recurriendo a la tecnología como se hace en otros deportes. ¿Cómo saber si el balón rebasó o no la línea de gol? La FIFA ha dado el OK para el uso de nuevas tecnologías. El ojo de halcón y el balón con chip son los sistemas que ganan enteros en las altas esferas del mundo del fútbol.

Las eficientes pruebas de los dos sistemas propuestos (GoalRef y Ojo de Halcón) han conseguido que la FIFA rompa la barrera de la tecnología en el fútbol y dé un paso adelante para facilitar el trabajo a los árbitros. Estas son las características de estos dos sistemas, según la propia FIFA:

-GoalRef: Este fabricante presenta un dispositivo magnético que genera una especie de cortina de ondas. Alrededor de la línea de meta se crean campos magnéticos de baja frecuencia; cuando la pelota, dotada de un diminuto componente electrónico (chip), rebasa en su totalidad la línea de gol, se detecta el cambio en el campo magnético, lo que permite determinar con precisión la posición exacta del balón. Si es gol, en el lapso de un segundo se transmite una señal de alerta por radio a los árbitros: aparece un mensaje en sus cronómetros, que también vibran.

-Ojo de Halcón: Para calcular la posición exacta de la pelota, este sistema utiliza de seis a ocho cámaras de alta velocidad dispuestas en diferentes ángulos en cada uno de los extremos. Los datos recogidos por las cámaras se transfieren a un programa de edición de vídeo. A partir de esos datos, el programa genera una imagen tridimensional de la trayectoria del balón. En menos de un segundo, se comunica a los colegiados si fue gol.

A pesar del uso de la tecnología en el fútbol, Jerome Valcke, secretario general de la IFAB, aseguró en rueda de prensa que la decisión final dependerá siempre del árbitro, para evitar restar importancia a la figura del colegiado principal.