•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El campeón de taekwondo de Estados Unidos, Steven López, aseguró hoy en Nueva York que va a pelear con todo su corazón para conquistar otra medalla para este país en los Juegos Olímpicos de Londres, del 27 de julio al 12 de agosto.

“Tengo mucha fe en Dios, creo en mí y tengo el apoyo de mi familia. Creo que he hecho todo para ganar y voy a pelear con todo mi corazón”, afirmó a EFE el atleta de origen nicaragüense, de 33 años, y para quien esta podría ser su última competición olímpica.

López dijo que sus padres nicaragüenses Julio y Ondina son su fuente de inspiración.

“Son mi motivación para llegar a ser el mejor representando a este país que me ha dado mucho a mí y a mi familia”, señaló el atleta, portavoz de la campaña “La Gota de Leche”, que le trajo a Nueva York para compartir con más de un centenar de niños.

López ganó medalla de oro en las Olimpiadas de 2000 en Australia y en las de 2004 en Atenas.

El equipo de EU de 2012 está integrado por dos hombres y dos mujeres, una de estas su hermana Diana, ganadora de bronce en las Olimpiadas de 2008 en Pekín, y en una semana partirán hacia Croacia para continuar con el entrenamiento, bajo la tutela de su hermano Jean López.

La familia López está integrada además por Mark, que también ha ganado medallas para EU en este deporte, pero que en esta ocasión no acompañará a Londres a sus hermanos.

Steve, Diana y Mark hicieron historia en 2005 cuando fueron los primeros hermanos, de cualquier deporte, que ganaron títulos mundiales al mismo tiempo, en el Mundial del Taekwondo en Madrid.

En 2008, los López volvieron a las Olimpiadas en Pekín.

“Eso fue un sueño para mí (Pekín) y doy gracias a Dios y a mis padres por ese sacrificio. Estoy orgullo de haberlo hecho”, afirmó López, quien aseguró que está listo, aunque “ansioso”, ante el nuevo reto, que enfrenta con una agenda de entrenamientos “muy intensos, de dos y tres veces al día, para ser el mejor”.

“Es un sueño llegar a este punto y doy gracias a Dios por la oportunidad” de su cuarta olimpíada, afirmó López, que en este momento no sabe si habrá una quinta, que sería en 2016 en Brasil.

“Por ahora, estoy concentrado en Londres. No sé si seguiré como atleta o entrenador”, argumentó.