•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Si algo es envidiable de Walter Castillo, 17 (12 KO)-2, es su autoestima, esa seguridad que despliega a los cuatro vientos sin importar rechazo o aceptación. El prospecto de 23 años tendrá el próximo 13 de julio una de las más difíciles pruebas de su carrera, cuando enfrente al zurdo Moisés Solís, 19 (13 KO)-4.

El combate pactado a 10 asaltos en las 140 libras representa el estelar de la noche en el hotel Holiday Inn y que además tendrá dos revanchas que despiertan la atención, como es Eliécer Lanzas contra Ariel Vásquez y Carlos ‘Rapidito’ Rueda vs Everth Briceño.

Muchos colocan a Castillo como favorito y hasta ya se teje la posibilidad de un duelo contra José ‘Quiebra Jícara’ Alfaro, pero considero que esa noche Solís provocará una interesante noticia.

“Walter hace planes de pelear con Alfaro en los próximos meses, pero se equivoca y se va a llevar una gran sorpresa. Voy a noquearlo y lo bajaré de la nube que anda”, afirmó Moisés.

Es indudable el talento de Castillo. Es dueño de un fuerte golpeo y utiliza mucho su jab, pero tiene serias deficiencias defensivas que debe corregir. De sus enfrentamientos registra un porcentaje de 63 por ciento por la vía del nocaut, que demuestran que tiene poder en sus nudillos para poner fin a una reyerta. Además saca el debido provecho a su alcance de brazos, que permiten abrir paso a su mejor descarga, el gancho de derecha.

Por su parte Solís es un zurdo fuerte, que le gusta el intercambio de metralla y que su cifra indica que posee la dinamita para liquidar rivales. Ciertamente tiene serios aprietos para manejar la distancia y su defensiva es muy permeable. Pero que esa noche deberá buscar la pelea en corto, porque de ahí dependerá en gran parte su éxito.

“Desde que suene la campana dejaré muy claro quién manda arriba del ring. Él es más rápido y es más alto, pero cuando sienta el poder de mis golpes bajará su ritmo y es ahí donde aprovecharé”, concluyó Moisés Solís.