•   Miami,Florida  |
  •  |
  •  |
  • AP

Landon Donovan y los demás jugadores de Estados Unidos entrenaron el lunes en el sur de la Florida, de cara a la primera visita de la selección nacional a Cuba en los últimos 61 años, dentro de las eliminatorias mundialistas.

Tanto Donovan como el resto de los seleccionados se negaron a conferirle cualquier significado político al partido del próximo sábado.

"No vamos allá a hacer política", dijo Donovan el lunes. "No voy a hacer ninguna declaración sobre política, sino a jugar y a buscar el triunfo. La parte política existe, pero la razón por la que vamos allá es para jugar fútbol, y debemos recordar eso".

La selección estadounidense realizó la primera de sus cuatro sesiones de entrenamiento en este suburbio al norte de Miami, de cara al partido en La Habana. Los norteamericanos vienen de ganar por 1-0 a Guatemala, y son considerados amplios favoritos contra Cuba, que cayó el 20 de agosto por 3-1 ante Trinidad y Tobago.

El equipo estadounidense ha viajado a Cuba sólo una vez, en 1947, cuando cayó por 5-2, aunque la selección sub20 jugó en la capital de la isla en 1991, durante los Juegos Panamericanos.

La mayoría de los espectadores estadounidenses no podrá asistir al cotejo, por las restricciones impuestas por Washington a los viajes a la nación comunista. Los integrantes de la selección no saben qué clase de recepción tendrán por parte del público cubano.

"Espero que sea buena", dijo el volante Eddie Lewis. "Pero evidentemente, ante la situación política entre los dos países, quizás oigamos algunos insultos, aunque la mayoría de los jugadores de nuestro equipo no entiende el español".