•  |
  •  |
  • END

Desde Comayagua, Honduras

Una vez más la falta de definición escribe un capítulo amargo para el Real Estelí, que tiene que conformarse con sumar un partido más que tuvo para ganar y clasificarse. Pero al final el Impact de Montreal, que no ha sido el mejor club al que han tenido de rival los rojiblancos en torneos internacionales, se llevó el cupo de la Concachampions con el empate 0 a 0 que sacó ayer en el estadio “Carlos Miranda”, de Comayagua, Honduras.

Los norteños tuvieron opciones claras de gol en el primer tiempo, con Ricardo Vega en una jugada que lo dejó por el paral izquierdo de Matt Jordan, pero optó por centrar a Rafael Santos que venía frente al marco rival y se desperdició el chance.

La segunda clara estuvo en las menores “manos” con un error defensivo del Montreal que le sirvió el balón a Elmer Mejía para dejarlo frente al portero y el catracho, siempre resaltando con su juego agresivo, dio un escopetazo en el travesaño que lo dejó en el suelo lamentándose por la falta de definición.

Ese par de jugadas fueron las mejores del Real Estelí, que terminaron opacando las imprecisiones con las que arrancaron el primer tiempo, con la defensa fallando en las salidas con el balón, lo que aprovecharon los canadienses adelantando sus líneas para crear peligro en la cabaña de Carlos Mendieta.

Pero el Montreal tampoco fue un equipo que demostrara qué hacer con el balón cuando Estelí lo entregaba mal y eso favoreció en esos instantes de imprecisión al Estelí. Al menos en una ocasión el Impact obligó a la zaga a esforzarse al máximo para evitar un disparo a marco.

Así concluyó el primer tiempo, en medio de un ambiente rojiblanco que ofrecían más de dos mil aficionados del Estelí que llegaron de distintas maneras hasta Comayagua, y que esperaban una reacción de sus ídolos.

En el segundo tiempo las cosas no cambiaron mucho. Estelí tuvo más posesión del balón, de la misma manera como terminó el primer período, y otras claras de gol sin embargo el cansancio ya se hacía notar cuando perdían o ganaban la pelota al contragolpe.


Estelí llegó en un par de ocasiones al contragolpe con Samuel Wilson, Franklin López y Ricardo Vega, pero fue poco lo que pudieron hacer por la falta de fuerzas en las piernas.

Pero Montreal también tuvo para rematar el partido, con un tiro indirecto que cobró el central Ricardo Cerdas porque Mendieta tomó un balón después que lo recibiera de un defensor. De manera increíble, el Impact no pudo convertir la opción más clara que tuvieron en todo el juego porque la pelota que tiraron al paral izquierdo la sacó un defensor.

Para colmo de males, Estelí terminó con diez hombres con Juan Pablo Chacón amonestado con dos amarillas. Para ese instante se habían producido los cambios de David Martínez por Rafael Santos y más tarde, casi al final, Rudel Calero por Ricardo Vega.

La historia se escribió una vez más, frustrados y con la sensación de que pudieron hacer más si hubieran aprovechado las opciones de gol que tuvieron en los dos juegos con los canadienses.