•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El impulso ofensivo que pareció haber conseguido Everth Cabrera en Triple A, ha sido embotellado y tirado al mar por el pitcheo de la Liga Nacional, lo cual, nos preocupa hasta la desesperación. ¡Diablos! ¿Qué pasa Everth?, queremos gritar.

Lo vimos poncharse con un swing largo. ¿Qué es eso? Estando contra la pared, un bateador sin poder debe recortar la estocada buscando cómo asegurar contacto. No es lo que está ocurriendo. Cabrera ha conectado 5 hits y se poncha 12 veces en 33 turnos, durante medio julio, registrando .152 puntos, algo así como si no existiera ofensivamente.

El sábado no fue alineado, pero al entrar a correr como emergente, resultó muy útil robando el home, provocando desajustes, y facilitándole a los Padres voltear la pizarra frente a los Dodgers, y el lunes, después de fallar tres veces con dos ponches, le entregó el bate a Mark Kotsay. Su porcentaje de .228 antes del juego de anoche contra Houston que no abrió, es tan deprimente, como revisar cuanto tiene ahorrado un trabajador condenado al salario mínimo.

Esos 52 ponches en 167 turnos a lo largo de 50 juegos, deben quitarle el sueño, obligándolo a revisar cada turno. ¿Qué es lo que necesita ser sometido a modificación con mayor apuro? La posición frente al plato, la colocación de los hombros, el giro de la cintura, el recorte del agarre, el movimiento global muscular, el sentido del anticipo.

En junio, vimos al Everth promedio que imaginamos disparando 21 imparables en 85 turnos, para 247 puntos. Consideramos que el bateador que cerró mayo con 12 hits en 32 intentos, mostrando en ese levante de voltaje un reluciente average de 375 puntos, no era una certeza, sino producto de un momento de crecimiento que se alargó hinchando nuestro optimismo.

Pero lo de junio, estaba acorde con nuestros cálculos. Un bateador de 250 puntos (de 4-1), que agregando otras formas de embasarse, podría hacerse valer su rapidez como respaldo de sus habilidades defensivas. Estos Padres cojeantes, no necesitan de él algo más. Sin embargo, verlo deslizarse cuesta abajo, los ha forzado a maniobrar con su presencia en el line-up.

Everth no está amenazado por retadores temidos. Bartlett el supuesto titular en el short, se encuentra fuera de combate, con solo 133 puntos en 83 turnos, y las reservas de San Diego están despobladas. Pese a eso, urge que muestre síntomas de enderezamiento.

 

dplay@ibw.com.ni

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus