•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Tener a Ichiro Suzuki no tenía precio. ¿Lo tiene ahora cuando después de una temporada algo ensombrecida en el 2011, y estar atravesando por otra, con 38 años, nos obliga a preguntarnos, cuánto le queda de aquella utilidad que llegó a ser deslumbrante? Envuelto en esa gigantesca intriga, Ichiro aterrizó ayer entre los Yanquis, en un cambio que permitió a los Marineros recibir a los lanzadores de Liga Menor D.J. Mitchell y Danny Farquhar, ambos de 25 años, y hacer que los newyorquinos paguen 2 millones, de lo pendiente al pelotero en esta última temporada de contrato, con salario de 17 millones.

El japonés que llegó ruidosamente a las Mayores en el 2001, y que fue capaz de asombrarnos con 10 temporadas consecutivas sobre los 300 puntos disparando más de 200 hits en cada una, consiguiendo 10 presencias en Juegos de Estrellas y 10 Guantes de Oro, mostró un decrecimiento el año pasado con 184 imparables y 272 puntos, y en estos momentos, a lo largo de 95 juegos, registra promedio de 261 con 105 cohetes, reducido a 15 robos, después de 42 y 40 en los últimos dos años.

Cuando un pelotero con el desgaste natural de Ichiro, llega a los 38 años, la pregunta: ¿cuánto le queda de rendimiento?, salta inevitablemente al tapete, pero los Yanquis lo están necesitando como un factor importante en vista del diferente tipo de aportes que puede proporcionar, mientras piensan mover a Derek Jeter al segundo turno en el orden al bate. ¡Claro que Ichiro es útil para cierre de temporada y los Play Offs! Con Nick Swisher --afectado por una tensión en el flexor en estos días-- patrullando el jardín derecho, Suzuki tendrá que trasladarse al rincón izquierdo, en el que Andruw Jones y Raúl Ibañez han estado reemplazando a Brett Gardner, quien solo pudo estar en nueve juegos esta campaña, pero, ¿interesará Ichiro a los Yanquis como Agente Libre?

Seattle en plena renovación, sigue persiguiendo pitcheo joven, algo que uno piensa, tienen suficiente, incluyendo al pinolero Erasmo Ramírez, y decidieron conseguir dos brazos más y economizar algo, antes de quedarse con las manos vacías.

Ichiro debutó anoche con los Yanquis, precisamente en Seattle, contra su exequipo.

 

dplay@ibw.com.ni