•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El torneo olímpico de fútbol será una aventura con ambiciones dobles para la magia del “jogo bonito” de Brasil, bajo la presión de otros aspirantes de lujo en el primer disparo de arrancada de los XXX Juegos.

Hoy miércoles el ambiente en el plano deportivo comienza a ponerse serio en Londres 2012. Para el debut, las mujeres con tacos, balones y porterías, y el privilegio de las anfitrionas de Gran Bretaña frente a Nueva Zelanda en Cardiff, Gales.

Sin embargo, las miradas se depositan en Brasil, que busca el doblete en masculino y femenino por primera vez en la historia, y su estreno ante Camerún, una escuadra africana que siempre inspira respeto por la tradición de sorpresa de los varones.

Su estrella Marta es la líder de una tropa que busca hacerse justicia en la arena internacional. “Es un sueño que vengo buscando desde hace mucho tiempo, tengo ya dos medallas olímpicas de plata, es hora de cambiar esto”, apostilló.

Apodada la Pelé de falda, Marta Vieira da Silva repetirá sin dudas como la goleadora brasileña aquí en el grupo eliminatorio E al lado además de británicas y neozelandesas

Otro favorito en la liza femenina del balompié es Estados Unidos, monarca defensor que además de Beijing 2008, se impuso en Atlanta-96 y Atenas-2004. Cuenta con los servicios de su estrella Abby Wambach.

Las estadounidenses comienzan su carrera en Londres frente a la peligrosa Selección de Francia, en la llave G al lado de Colombia y la República Popular Democrática de Corea.

Japón, actual titular mundial, es a priori el tercer favorito de la justa. Las del Lejano Oriente abren con Canadá en la serie F que integran también Suecia y Sudáfrica.

Colombia se suma a las esperanzas latinoamericanas y el optimismo forma parte del espíritu del colectivo. Sobre todo de la capitana Natalia Gaitán, quien espera dar una sorpresa en la competencia.

Las colombianas se enfrentan a Corea del Norte en el Hampden Park de Glasgow, Escocia.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus