•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Que alentador fue ver a Erasmo Ramírez saltar a la loma en su primera apertura de recuperación con el Tacoma en Triple A, y la verdad dejó excelentes señales. En tres episodios no permitió carrera a los Tucson de los Padres, y hasta sus dos primeras entradas no admitió imparables y solo en el tercero le conectaron dos, pero obligó a una rola para doble play y además propinó cuatro ponches. Al final Tacoma ganó 4x3, pero la victoria no fue para el rivense.

“Al principio estuve un poco incómodo con mi mecánica, estaba atento a todos los movimientos que hacía para lanzar: si dejaba atrás el brazo, si adelantaba mucho el cuerpo, el movimiento que hacía con mi brazo en los lanzamientos de rompimiento. Pero ya en el segundo episodio me sentí más. Creo que iré mejorando en cada salida y te digo sinceramente, no estoy pensando en cuándo me subirán a Grandes Ligas, me voy a dedicar a fortalecer mi brazo, y el resto va a llegar”, dijo Erasmo tras el partido.

El nica hizo 47 pitcheos, de los cuales fueron 34 strikes. “Quizá en lo más que tuve un poco de problemas fue en localizar los envíos de rompimiento, creo que por lo mismo, porque pensaba en cómo mover mi brazo. Pero no me dolió para nada el brazo. Hice envíos en el primero entre 85 a 87 millas pero terminé hasta en 91 millas aunque no me esforcé en enviar más rápido”. El rivense lanzará dentro de cinco días, quizá con un tope mayor a los 50 envíos que tenía programados para ayer. “Lo más importante es que me sienta bien, e insisto, no estoy pensando en cuándo voy a regresar, eso será decisión de ellos, yo en lo que voy a concentrarme es en hacer mi trabajo en cada apertura”.