•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En medio de los aciertos y frustraciones, el nicaragüense Everth Cabrera se mantiene con los brazos en alto, listo para pelear su espacio con el mismo entusiasmo y nivel de juego que lo catapultó a Grandes Ligas en el 2009.

Sobre las almohadillas Cabrera representa una seria amenaza para sus adversarios y de eso está consciente la dirigencia de los Padres de San Diego, que han decidido dejarlo a su libre albedrío.

“Tengo luz verde para robar bases. Eso me lo he ganado gracias a mi estilo de juego y rapidez sobre las colchonetas”, dijo Everth al colega Ramón McClean, de Radio Corporación y Más Deportes de Canal de Noticias CDNN, el pasado fin de semana.

La habilidad del nandaimeño para desplazarse sobre las bases ha sido una de sus principales armas, aún es motivo de comentario cuando en el 2008 en clase A con el equipo Asheville consiguió 73 asaltos, un récord difícil de igualar. En la actualidad con San Diego lleva 18.

Su más reciente travesura la hizo el pasado 15 de julio contra los Dodgers, cuando un pequeño descuido del relevista Kenley Jensen tuvo consecuencias trágicas, porque Cabrera se estafó el home plate y permitió que su equipo terminara llevándose la victoria.

“Esa vez que me robé la base, le dije al coach de tercera que si llegábamos a dos outs y dos strikes, iba a robarme el home, y eso hice. Aunque el coach estaba un 50 por ciento de acuerdo y el otro no”, relata el pinolero.

En el aspecto ofensivo Everth no ha sido constante, aunque su desempeño hasta estas alturas de la temporada puede considerarse aceptable. Registra promedio de .237 producto de 49 imparables en 207 visitas al plato.

“Estoy claro de que he sido inconsistente en la ofensiva, pero mi coach de bateo se siente satisfecho porque observa que estoy haciendo el trabajo correcto. Tengo que dar gracias a Dios porque estoy en Grandes Ligas. Voy por buen camino”, admite.

¿Preocupa el aspecto ponches?

“Eso se debe a que soy un bateador agresivo, por eso me poncho bastante. Pero todos los días me vengo temprano al estadio para entrenar y ver mis vídeos, para corregir mi mecánica. Dice mi entrenador que tenga calma, que eso lo superaré con el tiempo”.

Finalmente, respecto a que si ha sido contactado para participar en las eliminatorias del Clásico Mundial, dijo: “No me han dicho nada sobre mi participación en ese torneo, pero que me tomen en cuenta para integrar la Selección y demostrarle a los demás países que podemos competir y sacar adelante a Nicaragua”, concluyó Everth Cabrera.