•   Londres, Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Cuba, una de las tradicionales grandes potencias deportivas de Latinoamérica, logró ayer sus dos primeros oros casi seguidos en los Juegos Olímpicos de Londres.

El primero en subir a lo más alto del podio fue Leuris Pupo, campeón de la prueba de tiro de pistola velocidad 25 metros con récord del mundo incluido.

El segundo oro se lo adjudicó la judoca Idalys Ortiz, que se impuso por decisión arbitral a la japonesa Mika Sugimoto, tras empatar a puntos.

Con estos dos títulos, Cuba suma ya cinco medallas en Londres. Las restantes son dos platas en judo a cargo de Asley González y Yanet Bermony y un bronce en levantamiento de pesas de Iván Cambar.

Pupo remontó en la final, en la que se hundió el gran favorito, el ruso Alexei Klimov, y se hizo con el oro en la prueba de pistola de velocidad desde 25 metros de tiro masculino.

Klimov, actual campeón mundial, fue el mejor en la clasificatoria y llegó a la final como principal aspirante al título en sus primeros Juegos.

Sin embargo, el ruso falló en el momento de la verdad, al igual que el chino Ding Feng, segundo en la clasificatoria, lo que aprovechó Leuros Pupo para hacerse con su primer título olímpico,

tras haber sido noveno en Sydney 2000, octavo en Atenas 2004 y séptimo en Pekín 2008.

Al final, Klimov se quedó incluso fuera del podio, en el cuarto puesto. La plata fue para el indio Vijay Kumar, que fue cuarto en la clasificatoria, mientras que el bronce se lo colgó Ding Feng.

Idalys Ortíz terminó con el mito asiático. Ante dos fornidas judocas de China (Wen Tong, la titular olímpica destronada) y Japón (Mika Sugimoto) sacó a relucir la fuerza de los campeones y cambió el bronce de Beijing-2008 por el oro de Londres-2012.