•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Pese a las afecciones que lo obligaron a perderse nueve partidos, y no disponer de oportunidad para sacar el madero en los cuatro partidos que no se realizaron contra el León, Renato Morales fue figura destacada en el “Pomares” que entró a su fase Semifinal.

En el partido extra contra Granada, con dos jonrones, Renato alcanzó al costeño Dwigth Britton en el liderato con 14, acción que solo nos recuerda a Ariel Delgado igualando a Tomás Guzmán en partido adicional para clasificar.

Renato consiguió el sexto mejor promedio de bateo, con .349, pero consiguió el liderato de sluggin, con .590, siendo el pelotero de más bases alcanzadas (154), y fue el máximo anotador, con 70.

Juan Oviedo, quien sorprendió con su segundo título de bateo en los últimos cuatro años, con .371, también tuvo el liderato de dobles, con 23 y el mejor promedio sobre las bases con .489.

Son los únicos jugadores que ganaron más de uno de los principales títulos ofensivos, que se los distribuyeron los otros jugadores.

Justo Rivas, quien parecía encaminarse al título de bateo, quedó tercero y solo se llevó el liderato de hits, con 96, uno más que Eddy Talavera; el leonés Roberto Delgado repitió en triples, con 9; Juan Carlos Urbina se quedó con 59 impulsadas, Iván Marín se coló entre los mejores robadores de bases con 47. Dwight Britton fue co-líder en jonrones con 14.

El costeño Mark

Joseph tuvo 310 turnos al bate. Arnol Rizo, de León recibió 57 bases, mientras Jordan Pavón, del Bóer se ponchaba 63 veces y Julio Tijerino dejaba a 93 hombres esperando remolque.

En pitcheo hubo muchas figuras descatadas, comenzando con Álvaro López con su racha de 18 triunfos consecutivos, su excelente balance de ganados y perdidos (1000), al no perder juego. Se llevó la corona de efectividad (1.34) por segunda vez en cuatro años.

Elvin Orozco impidió que Álvaro se llevara la triple corona, al ser el máximo ponchador con 148, máxima cifra de los últimos 17 años, pero también perdió el control y cedió 71 bases por bolas.

Juan Serrano impuso récord de salvados, con 18, en tanto Berman Espinoza fue el más trabajado, con 151.1 innings, enfrentó a 536 rivales y soportó 24 dobles.

Eldo Thomas recibió 126 hits, Aurelio Barillas 6 triples. Isidro Pantoja, de Rivas, Harold Martínez, de Matagalpa y Milton Benavides, de Nueva Segovia, admitieron 7 jonrones

cada uno.

Delvin Chavarría, de Nueva Segovia permitió 52 carreras; Alis Sotelo, forjador de dos no hitters, permitió 41 carreras limpias.

Los máximos perdedores estuvieron la primera etapa, ellos fueron José Aquino y Marlon Rodríguez, de Madriz, Erick Varela, de Boaco y Delvin Chavarría, de Nueva Segovia, todos con 9 derrotas. Otros ocho lanzadores perdieron 8 partidos.