• Berlin, Alemania |
  • |
  • |
  • EFE

Argentina goleó ayer por 1-3 a Alemania, que jugó más de la mitad del encuentro con diez hombres por expulsión, en el minuto 30, del meta Ron-Robert Zieler, que derribó

dentro del área a Gonzalo Higuaín.

Aunque Marc Ter-Stegen, que acababa de entrar el campo, logró parar el penalti pésimamente lanzado por Lionel Messi, a partir de ese momento Argentina empezó a llevar la iniciativa y Alemania se vio obligada a refugiarse atrás y tratar de crear situaciones de contragolpe.

Argentina había empezado a reaccionar tras 20 minutos y, sobre todo a través de Angel Di María, había empezado a aproximarse al área. La salida, por lesión, del central alemán Mats Hummels había facilitado un poco la tarea y cuando llegó el penalti todo se puso a favor de Argentina.

El gol para Argentina llegó en el descuento tras un saque de esquina lanzado por Di María que Sami Khedira quiso sacar del área con tan mala suerte que terminó marcando en propia puerta.

Argentina con la nueva situación tenía muchos espacios y las aprovechó en el minuto 52 cuando, tras una jugada iniciada por el “Kun” Agüero, Messi marcó a pase de Higuaín. El tercero para Argentina llegó en el minuto 72, con un remate de media distancia de Di María.

El descuento para Alemania llegó en el 81, con un cabezazo de Benedikt Höwedes a centro de Mario Götze.

En otros partidos amistosos celebrados ayer, Portugal venció 2-0 a Panamá, con goles de Cristiano Ronaldo y Nélson Oliveira.

Un golazo al contragolpe del veloz Jermain Defoe, volteó el partido entre Inglaterra e Italia (2-1) en Berna, y significó la venganza de la eliminación británica en la pasada Eurocopa de Polonia y Ucrania ante la subcampeona.

La selección belga marcó cuatro goles a un ritmo frenético contra Holanda, que solo logró marcar dos tantos pese a dominar el terreno de juego durante la mayor parte del partido. Francia empató sin goles con Uruguay.

Brasil goleó 3-0 visitando a Suecia. Brasil abrió el marcador con Leandro Damiao y tan solo consolidó su ventaja en los diez últimos minutos, cuando Alexandre Pato sustituyó a Damiao y anotó los otros dos goles.