• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Ser o no ser, esa es la cuestión, la alternativa es esa, he ahí el dilema, dice Hamlet, el personaje de Shakespeare, y es lo que aguijonea la cabeza del gerente general de los Nacionales de Washington, Mike Rizzo, pensando en el brazo derecho del formidable prospecto Stephen Strasburg, un brillante ganador de 14 juegos, que a los 24 años, y después de una cirugía reconstructiva en su codo derecho en el 2010, su año de novato, ha ponchado a 173 en 139 entradas y un tercio en 2012, un ritmo alucinante.

Rizzo se comprometió con los padres de Strasburg, a cuidarlo de la mejor manera posible en su retorno a la trinchera, y considerando que nunca había lanzado 100 innings en una temporada, sumando 68 en 2010 y 24 entrando en calor en 2011, fijó un máximo de 160 para este 2012.Claro, Rizzo no sospechó que en la recta final del mes de agosto, los Nacionales tendrían la mejor marca en las mayores con 73 victorias, corriendo hacia los Play Offs, y que el brazo de Strasburg, sería tan necesario para el futuro del equipo.

Por ahora, con casi seis semanas de actividad pendientes, Strasburg ha trabajado las 139 entradas mencionadas, es decir, que solo le quedan 21 del compromiso no escrito suscrito por Rizzo para velar por su bienestar, recordando que precipitar y excederse con el también joven pitcher Jordan Zimmerman, complicó las cosas el año pasado.

Strasburg, que ha formado una estupenda combinación con el ganador de 15 juegos, Gio González, se ha mostrado molesto con todo lo que se está discutiendo sobre si usarlo o no usarlo, y quiere seguir lanzando al mismo ritmo, argumentando sentirse bien, en tanto Rizzo, ha pensado que la tolerancia puede extenderse a 180 episodios.

Nadie en Washington, quiere imaginar a los Nacionales sin Strasburg en los Play Offs, y el coach de pitcheo Steve McCatty, rascando su cabeza sobre la posibilidad de sacar de la rotación a su “as de espadas”, en plena pelea con los Bravos a 4 y medio juegos, no opina, y solo dice que el gerente decidirá lo que sea mejor para el pelotero.

“No me voy a dejar presionar por el periodismo” ha advertido Rizzo, leyendo Hamlet.

dplay@ibw.com.ni