•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Mientras en León los peloteros fueron los que se negaron a jugar la serie de cuatro partidos contra el San Fernando, en protesta por la falta de beligerancia de sus directivos, ayer en Granada fueron los directivos de este club los que recomendaron a los peloteros no salir a jugar contra Matagalpa y facilitarles el pase a la serie Final del Pomares.

Como era de esperarse, los árbitros llamaron a juego a las 2 PM, hora en que estaba programado el partido, y los peloteros, instruidos previamente por el presidente de su directiva, Róger Acevedo, no salieron a jugar. Se decretó el forfeit, Matagalpa se apuntó su triunfo 4 de la serie y saltó a la Final contra el Bóer, que previamente había clasificado en Bluefields.

¿Cuál es el razonamiento a la decisión de los directivos granadinos especialmente el presidente Róger Acevedo, y los directivos Julia Mena y Francisco Borge?

Desde horas tempranas, Acevedo se comunicó con el Comisionado de Béisbol, Carlos Reyes, solicitando que el partido se realizara a las 6 de la tarde, considerando que a esa hora llegarían más aficionados.

Se le explicó que se programó temprano por recomendaciones de Ineter, que indicaban que en oriente llueve por la noche, y no se quería arriesgar y atrasar más el desarrollo de la Semifinal, que favorecía 3-2 a los matagalpinos.

Respuesta similar recibió de Marlon Torres, presidente de la Comisión de Béisbol, a lo que Acevedo amenazó con no presentarse a jugar.

A la hora del partido, ya los peloteros hicieron su práctica, Omar Cisneros elaboró el line-up y poco antes de la hora del inicio, llegaron los directivos, hablaron con los peloteros y los obligaron a no jugar, sin importar que les cantaran el forfeit.

Se desconoce realmente lo que piensan los directivos granadinos. Se olvidan que el “Pomares” es un proyecto de Gobierno, interesado en el desarrollo del béisbol, y estos directivos figuran entre los más conflictivos en la Liga.

No enteraban porcentaje de entradas, cambiaron tres veces al administrador, que era funcionario del IND, tienen muchas deudas, y con esta actitud, terminaron de hundir a su equipo.