•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • Reuters

Tito Vilanova era aún el segundo entrenador del Barcelona de Pep Guardiola cuando acaparó los titulares el pasado agosto después de que el técnico del Real Madrid, José Mourinho, le metiera el dedo en el ojo en una tangana en la zona de los banquillos durante la última Supercopa de España.

Doce meses después ha sustituido a su buen amigo al frente del cuerpo técnico del Barça y mañana jueves volverá a encontrarse con su agresor, esta vez como primer entrenador, en la ida de la Supercopa 2012 a las 22:30h en el Camp Nou.

Los defensores del título llegan como vencedores de la Copa del Rey y es su primera oportunidad para medirse al actual campeón de Liga, con las tensiones entre los dos grandes del fútbol español relajadas desde el punto álgido que tocaron la temporada pasada.

Una tangana multidinaria entre los jugadores al final del partido de vuelta de la edición de 2011 terminó con tres tarjetas rojas, mientras las imágenes de televisión en las que se veía el ataque de Mourinho a Vilanova condujeron a un intercambio de reproches y como se esperaba, fueron suspendidos.

Mourinho calmó las aguas a principios de este mes admitiendo que se había equivocado y Vilanova también ha tratado de dejar atrás el incidente al tomar el relevo de Guardiola.

Para este partido, el Barça llega animado por su goleada 5-1 al Real Sociedad, con dos goles de Lionel Messi y el positivo debut de David Villa, que marcó el quinto gol de su equipo tras entrar desde el banquillo. Es posible que para este partido, Villa, que sigue sin estar en plena forma, es probable que inicie en el banquillo, algo similar al nuevo fichaje Alex Song.

La brillante actuación de Messi y el Barça contrastaron con la del Madrid que empató 1-1 contra el Valencia, donde su máximo goleador, Cristiano Ronaldo, tuvo un accionar discreto, incapaz de disparar una sola vez a puerta.

“Aún no estoy al ciento por ciento pero espero recuperar pronto el máximo nivel”, dijo Ronaldo.

Los hombres de Mourinho consiguieron la victoria en su última visita al Camp Nou cuando Ronaldo marcó el gol decisivo que cerraba el triunfo por 1-2 y que acabó dando el título de Liga al equipo madrileño en abril.

Aunque el Barça ha dominado los clásicos durante la era Guardiola, el Madrid solo ha perdido una vez bajo las órdenes de Mourinho es sus últimas cuatro visitas al estadio azulgrana en todas las competiciones.

El partido de vuelta será el 29 de agosto en el Santiago Bernabéu.

 

Con cinco carreras en un inning

 

Erasmo explotado

 

Francisco Jarquín Soto -Por tercera apertura consecutiva en Triple A con Tacoma, Erasmo Ramírez fue descifrado con contundencia, y aunque este lunes salió sin decisión ante el Reno, preocupa que en esas tres salidas admita 14 carreras en 15 innings con 18 hits, ponche a 12 y otorgue seis bases y porque su equipo lo ha respaldado en las últimas dos, solo sufre un revés.

Su rival del lunes fue Reno, sucursal de los Diamondbacks de Arizona, al que mantuvo sin carreras en cuatro episodios, los dos primeros de forma perfecta, pero en el quinto, aun cuando sacó los tres outs por la vía del ponche, permitió cinco anotaciones con cinco hits, tres de forma consecutiva, una base y hasta Josh Bell le robó el home plate, para empatar el marcador 5x5 pues hasta ese momento Erasmo ganaba 5x0.

Ramírez lanzó cinco episodios de siete hits, cinco carreras limpias, ponchó a siete y otorgó una base por bolas. Mantuvo su balance en 4-3 a pesar de que Tacoma perdió 6x5 pero el nica desmejoró su efectividad a 4.43 por 32 limpias en 65 entradas con 72 imparables, de ellos cinco jonrones, otorga 14 bases y poncha a 49 rivales.

En Clase A, con las Rocas Azules este lunes, Cheslor Cuthbert actuando como quinto bate y tercera base se fue de 7-1 en un doble juego que perdió su equipo 6x4 y 5x2 ante el Frederick, sucursal de los Orioles. En el primer juego bateó de 4-0 con un remolque y después de 3-1 con una anotada, sin ponches en ninguno de los dos. Bajó su promedio a .234 puntos por 101 imparables en 431 turnos, en los que se poncha 71 veces pero remolca 55 carreras, además lleva siete jonrones.