•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La junta directiva del Granada, encabezada por Roger Acevedo y Francisco Borge, se presentaron ayer ante la Comisión del Béisbol para exponer las que consideraron fueron las razones para no presentarse en el sexto duelo de semifinal del Pomares entre granadinos y Matagalpa en la Gran Sultana. El principal argumento fue que acarreaban deudas desde el inicio del torneo por planificarles series en sedes muy distantes y para las que no tenían recursos para costearlas.

De ahí aseguran que comenzaron a sentir el peso de viajar por los enormes gastos a los que incurrieron, también dejaron de percibir más dinero en las entradas por moverles sus partidos de los horarios que los directivos consideran estelares en Granada. Según Borge, cansados de que no respetarán sus horas de juegos, quisieron ponerle un alto a estas supuestas irregularidades y la decisión fue no jugar el partido con Matagalpa. Sin embargo, en medio de esos peros, los directivos aceptaron su responsabilidad de haber tomado la no tan sensata decisión de no jugar. “Quizá no fue la mejor decisión pero teníamos que frenar esas cosas que estaban pasando”, comentó Acevedo después de la reunión con la Comisión del Béisbol Nacional.

El Comisionado Carlos Reyes y el director del IND, Marlon Torres, explicaron que tomarán una decisión hasta que evalúen en pleno la versión de todas las partes, pues temprano se reunieron con el cuerpo técnico y jugadores. Lo que sí se percibió tras las conversaciones es que los jugadores no serán sancionados, pero sí habrá castigo para los directivos, ¿por cuánto tiempo será? ese será el pegón a decidir. No obstante, un miembro de la Comisión, en una posición autocrítica, aseguró que ellos debieron ser más beligerantes para evitar que se suspendiera el juego. “Debimos movernos a Granada para que los peloteros con el uniforme o sin él, con cualquier otro, se tendieran en el terreno y jugaran por respeto a los aficionados”.