•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los nueve hits de Everth Cabrera en los últimos cuatro juegos de los Padres funcionando como lead-off, con el agregado de cuatro robos, han inyectado de optimismo al manager Buddy Black, pero no quiere excederse. “Él está en un proceso de desarrollo como jugador. No es un producto terminado”, advierte bajo control.

Fue el propio Cabrera, de 3-1 anoche con 2 robos frente a los Piratas en una victoria de los Padres por 4-2, quien le sugirió a Black ser colocado en la parte de arriba del line-up, posición en la cual han sido utilizados Will Venable, Cameron Maybin, Alexi Amarista, Chris Denorfia y Logan Forsythe. El manager pensó ¿por qué no hacerlo?, y se atrevió. Entre sábado y martes, Cabrera se ha soltado con esos 9 imparables en 19 turnos, mejorando hasta .245 su promedio, y Black espera haber encontrado la tecla que buscaba para agilizar el line-up.

En una nota, publicada en el sitio web de los Padres, se informa que Everth registra 290 puntos bateando a la zurda y apenas 190 a la derecha que es su perfil natural. Obviamente su rapidez es mejor aprovechada como zurdo, multiplicando la efectividad de sus machucones, una de sus especialidades. Revisando su accionar en este 2012, el punto más alto de Everth ha sido el promedio de 278 puntos a la altura del 12 de junio después de un inicio atornillado, y más adelante, un posterior deslizamiento casi alarmante.

Ahora con 245 puntos, no solo un promedio decente sino en crecimiento, Everth se está moviendo bajo la mirada acuciosa de Black, quien habla con satisfacción sobre su potencial y lo ventajoso que está siendo utilizarlo como primer bateador, viéndolo mezclar apropiadamente tacto y rapidez.