•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Fue la primera herida, dolorosa y preocupante. Ayer los Tiburones-Cruz Azul enviaron una clara señal de advertencia a los Tigres, que cayeron con marcador de 80-74 en el despegue de la final de baloncesto de la ACB, que tiene como escenario el remodelado gimnasio de la UdeM.

Fue un partido con las características emocionales de una final. A los Tigres les faltó empuje en el fondo del partido y fue notorio que su técnico no hizo los movimientos adecuados, por ejemplo sacó en los últimos minutos a su mejor hombre en el ataque, Richard Hawkings, con 27.

Para los Tiburones la base de su éxito fue la estupenda labor en el cierre de sus jugadores pequeños, Vansdell Thomas (18 tantos), Jonathan Martínez (14) y David Treminio (10), quienes fueron determinantes en la producción.

El primer período lo dominaron los ‘acuáticos’ 20-18, pero se quedaron cortos en el segundo 17-21 que dejó arriba en el global a los Tigres 39-37. Después del descanso los felinos mantuvieron la ventaja 60-59, pero se desinflaron al final. Hoy a las 6:30 de la tarde es el segundo encuentro de cinco que está programada esta serie.