•   MÓNACO  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Atlético de Madrid logró la Supercopa de Europa 2012 al imponerse con autoridad al Chelsea (4-1) con un triplete del colombiano Radamel Falcao este viernes en el estadio Louis II de Mónaco.

El equipo rojiblanco, ganador de la Europa League, desmontó al Chelsea, flamante vencedor de la Liga de Campeones, desde el comienzo y los tres goles del colombiano (minuto 7, 19 y 45) le dieron el título.

Como ya hiciera en la final de la segunda competición continental, en la que el Atlético se impuso por 3-0 al Athletic de Bilbao, el colombiano Radamel Falcao abrió el marcador otra vez en el minuto seis. Nuevamente tras una gran jugada individual.

El 'Tigre' le ganó la espalda a la defensa se plantó ante el imponente portero checo Petr Cech y picó el balón con la izquierda para que, con suavidad, golpeara en el poste y entrara, ante la impotencia del brasileño David Luiz.

Con el Atlético a un nivel de revoluciones superior al Chelsea, las ocasiones para el equipo español siguieron llegando.

En el minuto 20 Falcao recibió, controló se perfiló hacia la portería y con un disparo sutil con la pierna izquierda, en teoría su 'mala', la puso en la escuadra e hizo el segundo. Cech se estiró pero no alcanzó a tocar el balón.

Antes de que finalizara la primera parte llegó la sentencia. En un contragolpe el turco Arda Turan, gran figura del partido junto a Falcao, esperó la llegada en segunda línea del colombiano que, tras un control, volvió a batir a Cech (45).

En la segunda parte el Chelsea intentó cambiar la dinámica con la entrada del joven brasileño Oscar por su compatriota Ramírez, pero en un saque de falta llegó el cuarto del Atlético.

El también brasileño Miranda (60) aprovechó un rechace para quedarse solo delante del portero y marcar a placer.

Finalmente el central Canhill aprovechó un córner lanzado por Frank Lampard para, en una rápida maniobra, disparar y batir al portero belga Thibaut Courtois.

Simeone sustituyó a Falcao en el minuto 86 para que los aficionados rojblancos, que no dejaron de animar a su equipo durante todo el partido, ovacionaran al ídolo colombiano. En su lugar entró el turco Emre.

Es la segunda Supercopa de Europa que gana el Atlético de Madrid tras derrotar en el mismo escenario al Inter de Milan en 2010.