•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • Espndeportes.com

La fecha tres ha dejado al Barcelona como líder en solitario. Los culés son los únicos que han hecho pleno de triunfos: tres de tres. Sin embargo, la noticia en esta jornada ha estado en las declaraciones de Cristiano Ronaldo. El portugués no aguanta más. “Estoy triste y el club lo sabe, por eso no celebro los goles”. Así de contundente se mostró CR tras abandonar el Santiago Bernabéu luego de ganar 3-0 al Granada.

Antes de que hablase el 7 madridista, Mourinho volvió a mostrase molesto con el partido de los suyos. La actitud de los jugadores no fue la esperada por el entrenador. Y es que a Mou no le gustó nada de lo que vio. Al Real Madrid le faltó chispa, ambición y energía. Todo esto sí tuvo días atrás contra el Barcelona en la final de la Supercopa y tanto el público como el técnico salieron encantados el miércoles pasado. Sin embargo, cuatro días después no hubo ni rastro de lo que hizo al Madrid supercampeón de España. El enfado de Mourinho estuvo justificado.

¿Por qué Cristiano está triste?

Y mientras los aficionados volvían a casa, Cristiano Ronaldo provocó un incendio en el madridismo con sus palabras. El portugués reveló su malestar en el Real Madrid. ¿Pero qué le pasa a CR7? El sábado Cristiano solicitó una reunión urgente con el presidente. Esta se produjo antes de la firma de contrato de Essien. Se desconoce los términos reales de la reunión, pero Ronaldo le trasladó al presidente lo que manifestó públicamente. “Estoy triste” e insinuó al presidente su deseo por irse del Real Madrid.

El trasfondo a los problemas de Cristiano no estarían en el aspecto económico como se ha apuntado. Con 10 millones de euros por temporada y aunque no es el mejor pagado del mundo, no parece que sea la molestia.

La razón de la tristeza habría que encontrarla dentro del vestuario, donde es uno más y no el líder como al le gustaría que le vieran. El luso no entiende el apoyo público de algunos compañeros hacia algunos jugadores del Barcelona como Iniesta por ejemplo. Cristiano siente que sus compañeros no le defienden y que hacen poco por él, sobre todo en ayudarlo a conseguir el Balón de Oro. El Real Madrid siempre ha sido así. Por muchas estrellas que haya --las ha habido bastantes más importantes que Cristiano-- el referente es el club, nunca un jugador en concreto.

Con la mecha encendida falta saber cómo va a reaccionar el madridismo. Si de por sí ya era exigente con Cristiano, y es algo que tampoco entendía demasiado el portugués, que siempre estaba en el punto de mira, a partir de ahora lo va a ser mucho más. A la mínima va a saltar contra él y más si no rectifica, porque en el Real Madrid siempre se celebran los goles. El partido de las selecciones mitigará un poco el incendio porque no hay Liga esta semana, pero a la vuelta de los internacionales Cristiano debería salir a dar explicaciones.