• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • ESPN.com

Después de un martes adverso, por su juego y el clima, Maria Sharapova (3°) volvió a la cancha con todo este miércoles y se impuso en tres sets, por 3-6, 6-3 y 6-4, a la francesa Marion Bartoli (11°) para avanzar a las semifinales, donde se medirá ante la bielorrusa Victoria Azarenka (1°). Antes, en el primer turno del día, el duelo de italianas quedó para Sara Errani (10°) por sobre Roberta Vinci (20°). Por la noche, cierran Serena Williams (4°) ante Ana Ivanovic (12°).

Tuvo la fortuna de su lado, sin dudas. La lluvia la obligó a dejar la cancha con un 0-4 y le dio tiempo para replantearse lo que debía hacer en el cemento de Flushing Meadows. Así, luego de la postergación del martes, Maria Sharapova entró al partido más encendida y aprovechando algunas idas y vueltas de Marion Bartoli, que, de todas maneras, tuvo el partido en sus manos en el tercer set. Finalmente, fue victoria para la rusa por 3-6, 6-3 y 6-4.

Sharapova, tercera favorita y quien desde el lunes lucirá el N° 2 del mundo, fue de menor a mayor en los cuartos de final. Al juego tibio del primer set, con muchos errores no forzados y sin tiros ganadores en el inicio, le fue agregando un plus hasta equilibrar la balanza. Los dos oportunos quiebres y el bajón de la francesa, quien solo logró dos tiros ganadores en los 49 minutos que duró el segundo set, llevaron la historia a una manga definitiva.

La historia parecía sonreírle a la rusa, campeona del US Open en 2006, pero un sorpresivo quiebre la puso en ventaja a la aguerrida tenista gala. Sin embargo, la rusa volvió a resurgir. Sharapova empezó a tomar el control del juego desde el centro de la cancha y dirigió las acciones. Mejoró con su servicio, algo que la había preocupado en los primeros dos sets, y se encaminó hacia su 15° semifinal de Grand Slam. Revés ancho de la francesa, y victoria de Maria, que ahora jugará ante la bielorrusa Victoria Azarenka por un lugar en la Final.

En los duelos previos, Azarenka tiene ventaja de 5-4 ante Sharapova, a la que ha derrotado dos veces este año en pistas rápidas -Abierto de Australia e Indian Wells-, aunque perdió a mediados de año en Stuttgart, sobre canchas de tierra batida.