• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

A dos días del combate que de una u otra manera ha generado expectativa a nivel nacional, José “Quiebra Jícara” Alfaro, 26 (22 KO)-8, pretende vapulear con un tupido ataque a su oponente Winston Campos, 15 (12 KO)-2-3, este sábado ocho de septiembre en el Gimnasio Alexis Argüello, de Managua.

Alfaro ha realizado una buena preparación. Un adecuado corrín por la madrugada, guanteo exigente con varios peleadores nacionales como Carlos Velásquez, Moisés Castro y Cristian Ruiz, además de la constante supervisión de su antiguo adiestrador, Gustavo Herrera, quien lo llevó a ser campeón mundial en las 135 libras AMB.

“Tengo muchas ganas de subir al ring y demostrarle a este muchacho que se equivocó al aceptar enfrentarme. Creo que fue un error de su apoderado ponerlo contra un rival de la experiencia y golpeo que tengo yo. Voy a noquearlo. Le partiré la ‘jícara’ (cabeza)”, afirma Alfaro, quien en su última pelea venció al bravo leonés Gonzalo Munguía.

Campos estuvo tres semanas en Panamá bajo las orientaciones de Rigoberto Garibaldi hijo, quien ha prometido que verán a un peleador rápido, cambiado y que saldrá a flote esa noche.

“Espero que venga bien preparado físicamente, porque vendrá a correr, aunque el ring es pequeño y en algún momento lo cazaré”, señala. Lo que llamó la atención es que el adiestrador panameño dijo que Winston hizo 66 rounds de guanteo en tres semanas, una exageración desde todo punto de vista.

Sin embargo, ya veremos quién es “más gallo” y aletea en el ring. Alfaro es el favorito, pero tendrá que confirmarlo arriba del cuadrilátero.