• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El cierre de juego fue agónico, desesperante y alteró el sistema nervioso a la gran cantidad de aficionados que acudieron al gimnasio de la Universidad de Managua, UdeM. Cinco minutos extras se necesitaron para que los Tiburones vencieran 89-88 a los Tigres, quienes a penas respiran en la final de baloncesto ACB.

El dramatismo fue intenso, los Tigres acariciaron la victoria en determinado momento, pero la falta de enfoque de su alero Léster Ferreti hundió las pretensiones felinas.

Ahora, con la cuchilla a punto de penetrar el corazón de los felinos, los Tiburones se aprestan a dar el último y letal mordisco en la final, porque la serie se encuentra 3-1 y hoy a las 6:30 de la tarde en la UdeM podría caer la lápida.

Vansdell Thomas fue el principal productor de los ‘acuáticos’ con 25 puntos, seguido de Esmilder Rojas que hizo 20, Esmilder Rojas agregó 18 y David Treminio 13. Por los Tigres el máximo anotador fue Julio González con 26, pero es reprochable su actitud en el juego, porque reclama demasiado el arbitraje y eso desluce el espectáculo.

Sin embargo, hay que hacer una crítica constructiva a los silbantes para que tengan más calidad en su trabajo. Richard Hawkings logró 19 tantos y Serbio Abea 16.