•  |
  •  |
  • END

Los rezadores que tienen tomadas las rotondas sin encontrar las oraciones que iluminen a quienes mal gobiernan, tendrán un buen motivo para que su tarea sea útil hoy, siempre y cuando recen por Vicente Padilla, quien reaparece en la colina de los debilitados Rangers de Texas, enfrentando a los Marineros de Seattle.

Con balance de 12-7 y una pobre efectividad de 4.98 en 148 entradas y un tercio, admitiendo 91 carreras, 82 limpias, Padilla que no lanza desde el 24 de agosto, cuando lo hizo contra los Indios, necesita agregar su triunfo 13, para volver a darle forma a la pretensión de superar por vez primera en su carrera de 10 temporadas, la barrera de 15.

Sin ganar desde el 25 de julio contra Oakland, el nicaragüense que ha visto su confianza agujereada en las siguientes cinco aperturas perdiendo dos veces, espera mostrarse lo suficientemente recuperado, de frente a la recta final del 2008, con su equipo empacando maletas.

¿Qué es lo que esperamos de Padilla esta noche en Seattle? Obviamente el retorno de esa bola rápida flameante encima de las 95 millas, el buen manejo de sus curvas desequilibrantes, el uso apropiado de su cambio, y un control que le permita realizar ajustes frente a los exigencias. ¡Diablos, qué soñadores somos! No es fácil juntar todo eso cuando reapareces, pero con tu brazo descansado y liberado de presión, puedes trabajar con más soltura, ser lo suficiente frío ante las dificultades y dosificarte.

Los Marineros se hundieron este año, pero tienen a Ichiro Suzuki con 185 cohetes, en ruta hacia su octava temporada consecutiva de 200, siempre un peligro inminente; el uno-dos formado por Adrián Beltré y Raúl Ibañez; y el aporte de José López (.294) y Yuniesky Betancourt (.270). Cierto, cuando estás a 30 juegos del liderato, la motivación se ve mutilada, pero Seattle ha ganado 6 de sus últimos 10 juegos.

Se esperaba una gran temporada del derecho venezolano Félix Hernández, pero fue un vaticinio tan fallado como la lucha contra la pobreza en el terruño. Pese a una efectividad de 3.18 en 175 innings y un tercio, su balance es de 9-9 con 157 ponches y 165 hits permitidos. Este año ha perdido tres veces con Texas sin ganar, en tanto Padilla presenta 1-0 y 2.52 en cuatro juegos frente a Seattle, recorriendo 25 episodios.

Así que hoy, a rezar por Padilla en las rotondas. Claro, hay que rezar por tener un mejor gobierno, porque eso nos interesa a todos los que aquí vivimos, pero, por favor, agreguen a Vicente que lanza esta noche.

dplay@ibw.com.ni