•   Madrid  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un gol de Cristiano Ronaldo en el último minuto dio la victoria al Real Madrid ante el Manchester City (3-2) en partido correspondiente a la primera jornada del Grupo D de la Liga de Campeones disputado este martes en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid.

El City se adelantó en dos ocasiones en la segunda parte, pero el Real Madrid, que jugó mejor que el rival y dispuso de más ocasiones, logró empatar y la estrella portuguesa marcó, al límite del tiempo reglamentario, el gol que da los tres primeros puntos el club blanco.

Una victoria muy importante, ya que el Real Madrid ha comenzado mal la temporada, con una sola victoria en cuatro jornadas de liga, y se encuentra ya a ocho puntos de su máximo rival, el Barcelona, por lo que de haber obtenido un resultado negativo en la Champions, la situación en el club madrileño podría haberse vuelto casi insostenible.

El Real Madrid, no obstante, realizó una muy buena primera parte, con varias ocasiones de gol, y sin dejar que el City se acercase a la portería de Iker Casillas.

Sin embargo, tal como le está ocurriendo en este inicio de temporada, no materializó las claras ocasiones de gol de las que dispuso en el primer tiempo.

En la segunda parte, el City comenzó a estirarse un poco y a buscar con algo más de ambición la portería de Casillas hasta que, en el minuto 68, una buena jugada personal del marfileño Yaya Touré la finalizaba en gol el bosnio Edin Dzeko.

El brasileño Marcelo empató con un buen disparo desde el borde del área (76), pero poco después el serbio Aleksander Kolarov volvió a adelantar a los ingleses con el lanzamiento de una falta que ni Xabi Alonso ni Casillas lograron despejar.

A la desesperada, el francés Karim Benzema, que había sustituido poco antes a Higuaín, volvió a empatar para el Real un minuto después y en el 90, Ronaldo realizó una jugada personal por la banda izquierda y al entrar en el área lanzó un disparo que Hart, molestado por uno de sus defensas, no logró atajar.

El gol provocó la locura en el Bernabéu, al punto de que Mourinho saltó corriendo al campo y celebró el tanto de la victoria de rodillas sobre el césped del templo madrileño.

En el otro partido del Grupo D, el más igualado de todos los de la Liga de Campeones, el Borussia Dortmund ganó al Ajax con un solitario gol de su delantero polaco Robert Lewandowski, también en los minutos finales del encuentro (87).