•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Para nadie es un secreto la sumersión en la que había estado el baloncesto femenino en nuestro país. Su calificativo llegó a ser preocupante. Sin embargo, cuando existe voluntad de algunos entusiastas para revivirlo, es posible soñar.

Ayer en conferencia de prensa, la Asociación de Baloncesto Femenino, Asobaf, que preside Omar Pereira y que está asociada a la Fenibalón, se brindó la buena noticia de la realización de un torneo de tres meses con la participación de siete equipos: Panteras-Unicit, Diriamba, Marlys, Liberty, UCA, Flintstones-Masaya y Celia-Bonanza.

La actividad femenina empieza el 22 de septiembre en el gimnasio de la Universidad de Managua, UdeM, a partir de la 1:30 de la tarde con el partido Liberty contra Marly’s, y se extenderá hasta en horas de la noche, ya que también se enfrentarán Masaya ante Diriamba y Unicit chocará con el quinteto Celia, de Bonanza.

El torneo está diseñado para jugarse los días lunes, miércoles, viernes y sábado en la UdeM, Polideportivo España y el Parque Luis Alfonso Velásquez. Este esfuerzo de Asobaf es admirable porque se trata de brindar un verdadero empuje al baloncesto femenino que ha estado carente de ligas.

¿Quién favorito?.. El equipo Celia tendrá a la estadounidense Kate Bement, además de Ruwayda Tercero Ana López y Sofanalicia Medina, que los coloca como fuerte candidato.

El Liberty está compuesto por un grupo de jugadoras jóvenes, encabezadas por la Miss Nicaragua 2010, Scharlette Allen, Ileana Guerrero, Esperanza Orozco y Lais Mago.

Las dos veces campeonas, Panteras-Unicit tienen a Carol Cooper, Amy Mendoza, Sara Silva y Jenny Sálomon.

La UCA viene con Gisselle Rodríguez, líder anotadora del torneo nacional Thelma Platt y del universitario, Itzi Galeano y Esther Chamorro, como principales figuras.

Las diriambinas cuentan con Sandra Parrales, Katherine Mejía, May Lee Chong y Nayel Martínez. Las Marly’s llevan a María Acuña, Gema Ruiz y Carmen Acevedo. Finalmente, Masaya tiene una característica singular, que la mayoría de sus jugadoras tiene más de 40 años.