•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Tras el revés ante el Managua F.C., el sexto en los últimos ocho juegos del Ferreti, todas las miradas apuntan al puesto de Henry Urbina, como el primero a sacudir ante la crisis que sufren los capitalinos que están a punto de ser eliminados de la Cuadrangular del Apertura si sufren una derrota mañana en el Nacional de la UNAN en su duelo contra los Caciques del Diriangén.

La directiva rojinegra no se ha pronunciado al respecto, pero es un secreto a voces que están inquietos y molestos por la mala racha que se vive en el campamento, tanto, que ayer se reunieron con todo el club para conocer qué pasa más allá de la cancha.

De las conclusiones de la reunión, confirmaron a Henry como técnico, con la esperanza de que el equipo reaccione en estas últimas tres fechas, porque además un cambio en el banquillo a estas alturas podría provocar más fisuras en el equipo.

El problema es que para pensar en pelear clasificación deben ganar o ganar contra los diriambinos este sábado. Si ocurre lo contrario, triunfo del Diriangén, hasta ahí quedaría cualquier opción de los rojinegros para avanzar a la Cuadrangular.

De las cosas que más se señaló en la reunión, fue falta de actitud de algunos jugadores, sumado a la poca definición de sus delanteros. Si no veamos, llevan tres derrotas consecutivas por la mínima 1-0, resumiendo 270 minutos sin marcar y solo anotan uno en los últimos 360. La última vez que lo hicieron fue hace cuatro fechas ante el Ocotal.

Otro gran inconveniente para Ferreti, es que con solo 13 puntos, quinto en la tabla, tres abajo del Diriangén, Estelí, Juventus, y a nueve del Managua, le restan duelos difíciles ante los Caciques, Estelí y cierran con Chinandega. Un solo parpadeo y todo terminará mal para los rojinegros.

Algo similar le podría ocurrir a Diriangén porque tiene duelos contra Ferreti, Juventus y termina con Estelí.