•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En un cierre de juego casi tan angustioso como el resuelto por Messi frente al Spartak en la Champions hace unos días, el Barcelona vio su flexibilidad y creatividad “embotellada” por 86 minutos, atormentando por ese 0-0 que agrandaba al Granada, hasta que apareció Xavi, el agitador incansable del segundo tiempo, y apretó el gatillo con un soberbio taponazo de derecha desde la frontera del área, clavando la pelota después de sacarle astillas al travesaño.

Ahí estaba el 1-0 que sacó del pozo de los sufrimientos a la multitud en el Nou Camp. El autogol de Borja Gómez sobre la culminación con centro rasante de una maniobra imprevisible que Messi fabricó con facilidad, selló el 2-0 cuando se jugaba el tiempo de reposición.

Fue otro partido complicado para el Barsa de Villanova, con Messi a punto de perder la cabeza en el primer tiempo haciéndole reclamos a Villa y Alexis por no garantizar progresión en dos avances, mientras el Granada era víctima de dos formidables intervenciones de Víctor Valdés, un manotazo milagroso frustrando a Siqueira, y la salida con bloqueo instantes antes del gol de Xavi, quitándole un gol a Orellana.

Cierto, el Barsa como siempre, pese a lo poblada de la defensa enemiga y lo acertado que se mostró en cierres y anticipos, supo

moverse con seguridad y rapidez en el segundo tiempo, pero el arquero Toño fue algo más que una muralla, exhibiendo vivísimos reflejos sobre

disparos de Xavi, Cesc,

Alexis y Messi, cantados como gol por las tribunas. Fue incidente para el Barsa el accionar de Tello por la izquierda. Vimos bien a Song en el fondo junto a Mascherano, aunque naturalmente, frente a un par de contragolpes estructurados por el Granada, con el Barsa volcado, atravesaron dificultades.

La victoria por 2-0, le permite al Barsa sumar 15 puntos en cinco juegos, una actuación perfecta en cifras, no propiamente en la cancha, en tanto el Real Madrid se enfrenta hoy al Rayo Vallecano, esperando poder mostrar su exuberante poderío a solo quince días del primer Clásico. ¡Qué difícil fue para el Barsa resolver favorablemente los dos juegos que realizó esta semana! “Necesitamos mejorar”, admitió Xavi, sentado sobre la comodidad del liderato invicto sin perder un punto.

 

dplay@ibw.com.ni