•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Todo es infernal en este cierre de temporada: la pelea por el banderín del Este en la Liga Americana, la intriga por los comodines, la multiplicación de esfuerzos de Miguel Cabrera en busca de la ansiada triple corona, el pugilato por los Cy Young, y el peligro de súbitos hundimientos a última hora.

Ayer, mientras los presionados Yanquis, que han ganado 9 de sus recientes 11 juegos en un alarde de crecimiento, estiraban a paso y medio su ventaja derrotando 6-3 a Minnesota con pitcheo de Andy Pettite y cuatro jonrones, incluyendo el 40 de Curtis Granderson, aprovechando que los sorprendentemente tercos Orioles, fueron obligados a cambiar golpes con los Azulejos de Toronto, ganando 4-1 y perdiendo 9-5, víctima de tres vuela cercas, entre ellos el 41 de Edwin Encarnación, reapareció en escena con los Rangers, después de perderse cinco juegos, el artillero Josh Hamilton reclamando su corona en jonrones, disparando el 43, y desplazando a Miguel Cabrera.

Intentar conseguir la triple corona, es un reto tan exigente como abrirse paso zigzagueando durante una noche sin luna, en un campo minado, y el venezolano Cabrera, quien fue limitado a un hit en cuatro turnos en la victoria de los Tigres sobre Kansas por 6-2, con faena monticular de Justin Verlander (16-8), lo está comprobando. Eso sí, con .331 puntos y 133 remolques, Cabrera sigue aferrado a dos coronas, persiguiendo a Hamilton en cuadrangulares en una batalla eriza-pelos.

Con 8 triunfos en sus últimos 12 juegos, los Orioles han respondido al sprint de los Yanquis, pero con 8 juegos pendientes en esta campaña que termina el miércoles 3 de octubre, su capacidad para resistir con pequeño armamento, será sometida a prueba por un equipo poblado de jugadores de calibre y experiencia, como el de Nueva York.

Los Medias Blancas, desesperados por ganar el sector central, conservaron un juego de ventaja sobre los Tigres al imponerse 5-4 a los Indios apoyándose en los jonrones 40 y 41 de Adam Dunn, y aporte desde la colina de Brett Myers, mientras Oakland, sufría una dolorosa derrota por 5-4 ante Texas, doblegado por el bateo de Adrián Beltre, quien empató el juego 4-4 con jonrón de dos carreras en el séptimo, y lo resolvió en el cierre del noveno con cohete decisivo. Oakland quedó a medio juego de los Orioles en la lucha por ser el primer comodín.

dplay@ibw.com.ni