•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Si hay un equipo obsesionado con conquistar un campeonato, es Tigres de Chinandega, que trabaja anticipadamente para lograr ese objetivo.

La mayoría de los equipos iniciarán sus entrenamientos la semana próxima, el 1 de octubre, cuando los occidentales llegarán al mes y medio de preparación exhaustiva con su manager, el cubano Germán Mesa.

Pero llama la atención que para hacer un club altamente competitivo, los directivos chinandeganos apostaron por insertar a peloteros extranjeros que han destacado en la Liga Profesional con otros equipos.

Fue así que consiguieron los servicios de los venezolanos Luis Allen, quien fue subcampeón de bateo la pasada campaña, y Juan Carlos Infante, el dominicano William Vásquez, así como los lanzadores Erick Blackwell, líder en efectividad, Rodney Rodríguez, el máximo ponchador y Francisco Cruceta, un pitcher de calidad.

A ellos hay que sumar a Yurendel De Caster, miembro del seleccionado holandés, campeón mundial.

Con estos jugadores y un buen soporte nacional como Iván Marín, Ronald Garth, Ramón Flores, Mesac Laguna, Jen Areñal y los lanzadores Julio César Raudez, Douglas Argüello, Marlin Mejía, Junior Téllez y otros, los Tigres esperan que esta vez sí capturen el título. Pero será clave el aspecto disciplinario.

“Nosotros cada año hemos hecho buenas escogencias. Lo que no hemos tenido es consistencia para mantener en un momento la disciplina y si todos recordamos el mes de diciembre ha sido un dolor de cabeza para nosotros, porque ha habido permisos para determinados peloteros para ir a visitar familiares, o a otra actividad y cuando han regresado no lo han hecho con el mismo ritmo que hemos querido”, dijo Davis Hodgson, gerente del club occidental.

“Sobre esa experiencia no podemos volver a caer y en este caso específico se ha escogido a peloteros que ya han participado en la liga, que conocemos exactamente sus habilidades, y por lo tanto, creemos que vamos a lo seguro”.

Este es el único equipo que tendrá manager extranjero, el cubano Germán Mesa, en quien confían plenamente. “Hay que apuntar que la firmeza que ha mantenido Germán desde el primer momento con los peloteros nacionales y con los peloteros extranjeros y si ellos pueden acoplarse a su estilo, vamos a tener frutos”.