•   Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El célebre cabezazo del francés Zinedine Zidane al italiano Marco Materazzi en la final del Mundial de fútbol de 2006 ha inspirado una escultura gigante del artista Adel Abdessemed, instalada temporalmente frente al museo de arte moderno Centre Pompidou de París.

El título de la misma es "Cabezazo" (2012) y es una estatua de bronce de más de cinco metros de alto y varias toneladas, que fue colocada el martes en la plaza de Beaubourg, frente al museo, en el marco de una exposición de Abdessemed, que se abre al público el 3 de octubre.

Numerosos turistas y viandantes hicieron una pausa este miércoles para fotografiarse con la escultura, muy realista. Será retirada del lugar al final de la exposición, el 7 de enero.

"Esta estatua se enfrenta a la tradición, que consiste en hacer estatuas en honor de algunas victorias. Esta es una oda a la derrota", explica Philippe Alain Michaud, el comisario de la exposición.

Una versión mucho más pequeña de "Cabezazo" había sido presentada ya en la galería neoyorquina David Zwirner.

El Centre Pompidou presenta hasta el 7 de enero la primera gran exposición dedicada al artista Adel Abdessemed, que lleva por título "Soy inocente".

Nacido en Argelia en 1971, Adel Abdessemed dejó en 1994 su país, en un momento donde la situación allí era especialmente violenta. Actualmente cuenta con un importante prestigio y reconocimiento internacional.

En los últimos minutos de la final del Mundial-2006, en el Olympiastadion de Berlín, Zidane dio un cabezazo en el pecho a Materazzi, que acababa de provocarle verbalmente: fue expulsado por ello, en el día en el que se retiraba del fútbol. Italia fue campeona del mundo al ganar en la tanda de penales.