•  |
  •  |
  • END

ESPN Deportes/NUEVA YORK
¿Volverán a derrumbarse los Mets en septiembre frente al empuje de los Filis? “El año pasado ya quedó atrás”, dijo Delgado, quien ahora tiene 65 RBIs en 64 partidos, desde su levantamiento el 27 de junio. “La gente habla sobre lo que pasó el año pasado, pero nosotros no. Nosotros salimos a jugar. Tenemos muchos buenos jugadores aquí. Estamos en el 2008”.

Y en el año 2008 los Mets tienen a Santana. “Es un maestro”, dijo Brian Schneider. “Su nivel competitivo es fenomenal”. Y están otros factores de singular importancia, que parecen garantizar el avance de los Mets a la postemporada este año. Aquí tienen cinco razones de mi creencia en que los Mets no van a fallar como en el año 2007.

1. Johan Santana es, por encima de todo lo demás, la razón fundamental.

2. Carlos Delgado. En mayo estaba siendo abucheado sin piedad; habían rumores en la prensa de que podría ser dado de baja, y los Mets especulaban sobre una potencial situación de que fuera jugador de pelotón.

Entre los alegatos de que había perdido su velocidad con el bate, Delgado explicaba pacientemente de que de alguna manera él estaba fuera de ritmo con los lanzadores, lo que le daba como resultado que no pudiera ver bien la pelota, y su swing y su ritmo de levantar la pierna estaban mal. Entonces, el 27 de junio tuvo su juego de dos jonrones y nueve RBI en el Yankee Stadium, y desde ese entonces es colíder en jonrones junto con Ryan Howard.

“Nunca pensé que estaba acabado”, dijo Delgado con su usual dignidad. “Sólo estaba con problemas y no podía llegarle a las rectas. Pero ya me siento bien”. No me digas.

3. José Reyes es José Reyes de nuevo. Fue el villano de septiembre pasado, y del 1 de septiembre al 10 de mayo de este año tuvo un OBP de .300, bateó .227 con un OPS de .678. Luego del 11 de mayo, tiene un OBP de .381, promedio de .320, y un OPS de .890. Ha tratado de recobrar su concentración defensiva, y más que todo, ha sido una fuerza devastadora como primer bate, una de las razones principales por las que David Wright ha venido a batear con más corredores en base y más corredores en tercera que ningún otro jugador en la Liga Nacional.

4. Mike Pelfrey. Omar Minaya, quien al igual que Jerry Manuel está a punto de que le extiendan el contrato, tuvo razón todo el tiempo sobre Pelfrey, quien se ha unido a Santana para darle a los Mets la combinación de lanzadores 1-2 sin John Maine de la que adolecieron el año pasado. “Su techo”, dijo Charlie Manuel sobre Pelfrey, “es muy alto”.

5. Dan Murphy, Nick Evans y los chicos recién llegados que entraron a la contienda divisional y han dado el grado. Se suponía que los Mets no tenían prospectos, pero Murphy --quien estará trabajando en la segunda base en la Liga de Otoño en Arizona y la Liga Invernal en RD-- y Evans han dado mucho más de lo que nadie esperaba. En esta era post-pruebas, los equipos que puedan tener un reforzamiento de sus sistemas de fincas tienen un gran impulso de energía. Murphy, quien dice en broma que “Yo puedo batear”, se refiere a sí mismo como un doble de Kevin Youkilis.

Quedan tres semanas de temporada regular. Wagner no está, pero los Mets tienen material para sobrevivir y avanzar.