•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Everth Cabrera se encaramó súbitamente en el liderato de robos de la Liga Nacional, al haber sumado cuatro estafas el pasado domingo, y hasta entonces, supera a Michael Bourn de Atlanta 41 robos a 40, y si Everth logra mantenerse como líder pasaría a ser el primer campeón robador en la historia de los Padres de San Diego en sus 43 años de existencia.

Everth con sus 4 robos en un juego se acercó al record de 5 estafas en un desafío que comparten para San Diego Alan Wiggins (13 de mayo de 1984), Tony Gwynn (20 de septiembre de 1986) y Damián Jackson (28 de junio de 1999). Y con sus 41 robos se ubica a un robo de empatar la marca de Roberto Alomar, quien en 1989 se agenció 42 robos.

Obviamente que Cabrera quedará muy lejos de la cifra récord del club para un año que son los 70 robos de Alan Wiggins en 1984, pero con lo hecho el domingo último saltó desde el puesto 15 al 11 pasando sobre los 40 robos que lograron Ozzie Smith (1978), Tony Gwynn (1989) y Cameron Maybin el año pasado.

El más efectivo en los últimos 50 años

Este gran esfuerzo de Cabrera por conseguir el liderato de robos, le permitiría ser el CAMPEON DE ROBOS en los últimos 50 años en las Grandes Ligas –incluyendo ambos circuitos– con el más alto porcentaje de efectividad en robos con apenas 3 veces siendo atrapado robando. Everth, además de tener actualmente el liderato de MÁS ROBOS, también es líder en mejor porcentaje robando con 93.18 % (41 robos en 44 intentos).

Las diez mejores cifras en robos en una temporada de San Diego han sido: Alan Wiggins con 70 robos en 1984, el mismo Wiggins con 66 un año antes, Gene Richards con 61, Ozzie Smith con 57 y Jerry Mumphrey con 52 los tres en 1980, Tony Gwynn con 56 en 1987 y Gene Richards con 56 en 1977, Dave Roberts con 49 en el 2006, Bip Roberts con 46 en 1990 y Alomar con 42 en 1989 no pudieron lograr el liderato, y Cabrera con menos robos que ellos está a punto de lograrlo. Ojalá así sea.

 

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus