•  |
  •  |
  • END

Al fin Omar Cisneros se veía más tranquilo en los entrenamientos de la Pre, y parece que tenía una buena razón: al staff de pitcheo se sumó ayer el zurdo Douglas Argüello, para completar los cuatro abridores que tendrá el equipo en el Premundial de Béisbol a efectuarse en Venezuela desde el 26 de este mes.

Junto a Armando Hernández, William Juárez y Víctor Duarte o Carlos Pérez Estrella, Douglas formará la cuarteta sobre la que descansará gran parte del trabajo del conjunto para buscar uno de los tres cupos en disputa en este torneo clasificatorio, rumbo al Mundial que será en Europa, en 2009.

El zurdo transmite esa confianza, respaldada por la temporada que hizo este año con el Salem Avalanch, donde se convirtió en el mejor pitcher en Clase A fuerte para la organización de los Astros de Houston.

“Eso fue lo mejor de este año, sentía mucha confianza en mis envíos, la recta la sostenía en 89 y 90 millas, mejoré mi control con el cambio y el sinker que me fueron de mucha utilidad”, explicó Douglas después de su primer día con la Pre en el Estadio “Jackie Robinson”.

“Cuando llegaba al montículo, decía mi manager del Salem, ‘qué distinto se mira el equipo porque viene Douglas a lanzar’, y mis compañeros sabían que el rival podía ser bueno pero no nos iban hacer carrera en cinco o seis innings y eso nos inspiraba a mí y a ellos”, agregó.

Su balance de 10-6 y efectividad de 3.30 con 52 carreras limpias en 142 innings con 90 ponches y 69 bases, es el mejor reflejo de la confianza que adquirió en el montículo y que le ha asegurado su salto a Doble A el próximo año, pues así se lo confirman en la organización.

“Les gustó mi trabajo. Empecé en relevo pero como el abridor con el que pelee el puesto no funcionaba y yo lucía bien en cada relevo, hicieron el cambio y con buenos resultados. Hasta me sugirieron que de seguir así, sería más rápido mi ascenso a las Mayores tomando en cuenta mi perfil zurdo”, comentó Argüello.

Los rivales en Clase A fuerte eran de mucha calidad, de los que más recuerda está el Potomac de los Nacionales de Washington, donde jugó Ofilio Castro y los Pelícanos de Myrtle Beach, el club de Gonzalo López.

Con la Selección “vengo a lanzar en el rol que me pongan, relevo o abridor, pero cumpliendo las exigencias que diga la organización. Eso sí, si la Feniba no tiene el permiso de los Astros no podría lanzar. Espero que lo tengan”.

“No sé en qué rol me pondrán, abridor o relevista, pero donde me pongan vengo a aportar lo mejor de mí para la Selección”.