•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El casi siempre iluminado Lionel Messi entregó dos pelotas con sello de gol, concretadas por Alexis Sánchez en el minuto 6 y por Cesc Fábregas en el 56, fue víctima de dos grandes atajadas del arquero Artur neutralizando una penetración serpenteante por la frontal y ese soberbio cabezazo clavado hacia abajo, en una victoria por 2-0 sobre el Benfica de Portugal, pero el Barcelona, que parece condenado a no estar nunca completo en estos meses, con su equipo ideal, salió herido al perder a su capitán Puyol, quien retornaba a la arena con ese ímpetu de búfalo que lo caracteriza, sufriendo una terrible luxación en el codo de su brazo izquierdo, en una caída estrepitosa, cobijada por ese inconfundible aullido de dolor, que provoca escalofríos.

Festejo y drama no riman. El Barsa, que se fajará con el temible Real Madrid este fin de semana defendiendo su invicto en la Liga sin perder puntos, se quedó sin Puyols quien de regreso a la trinchera, mostró todo su oficio como central, en este duelo correspondiente a la fase de grupos de la Champions. La imagen fue tenebrosa: el brazo izquierdo de Pujols dio la impresión de estar partido con el antebrazo fuera de su lugar, desarticulado. El defensor tendido en el área donde había incursionado en busca de un cabezazo, levantó su mano derecha, pidiendo tiempo. Agreguen la expulsión de Busquets en el minuto 88 por codazo a Maxi Pereira, y tendremos frente al Celtic de Escocia, otra vez un Barcelona sin todas sus piezas fundamentales.

El equipo azulgrana maniobrando con esa facilidad que lo hace parecer un producto de la fantasía, con Xavi exhibiendo serenidad y destreza, y Messi desequilibrante, con todas las bujías encendidas, dispuso del balón y de las mejores posibilidades, necesitando de dos oportunas sacadas de Valdés con los pies, para construir la victoria estimulante a pocos días de volver a meterse al infierno para tomar el reto de su fiero enemigo.

El primer gol, fue producto de una estupenda gestión colectiva que en determinado momento, quedó en pies de Messi, quien fue hasta el fondo y centró rasante hacia el corazón del área pequeña, para el ingreso de Alexis y remate a quemarropa; y el segundo, un zigzagueo prolongado de Messi viniendo desde la derecha, pasando por el centro, y el pase a Cesc, para un potente disparo junto al poste derecho de Artur, estableciendo el 2-0.

 

dplay@ibw.com.ni

 

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus