•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Billy Beane confirmó ser un genio. De la nada, quebrando una alcancía al carecer de suficientes ahorros, construyó un equipo que le arrebató el banderín del Oeste en la Liga Americana a los poderosos Rangers de Texas, armados hasta con “porta-aviones”.

En una historia mejor que “Moneyball”, la película que grafica a Beane de la cabeza a los pies como el mago “Cooperfield” del béisbol, este Oakland del 2012, un equipo que en cierto momento utilizó hasta a 18 novatos, derrotó ayer 12 por 5 a Texas y aseguró su boleto a la postemporada como líder de su división, esquivando la terrible incomodidad de la muerte súbita.

Ha sido una escalada asombrosa. El 1 de junio, los Atléticos estaban en el sótano del Oeste a 9 juegos de los Rangers, y al amanecer del 1 de julio, se encontraban a 12, aunque fuera del hoyo ocupado por Seattle. El 1 de agosto, Oakland seguía tercero, pero se había aproximado a 4.5 juegos, apenas medio paso detrás de los Angelinos. Pese a esa señal, no fue tomado en serio. El 1 de septiembre, el equipo rompe-cabezas armado por Beane, había saltado sobre los Angelinos de Pujols, Trout, Trumbo, Hunter, Kendry y Weaver, separado tres juegos de los Rangers. Ahora sí, eran una amenaza, y sin confeccionar una racha de 20 victorias como en el 2002 -el milagro bien contado en “Moneyball” cuando ganaron 103 veces-, alcanzaron a los de Texas en la cima del Oeste con 93-68, doblegándolos ayer 12-5 después de haber quedado atrás 5-1 en el tercer episodio.

En el 2002, aquellos Atléticos contaron con dos bateadores de 34 jonrones y más de 100 empujadas como Miguel Tejada y Eric Chávez, un ganador de 23 tal fue Barry Zito; otro de 19, Mark Mulder; y el tercer brazo de 15, Tim Hudson. En este 2012, Josh Reddick disparó 32 vuelacercas y Yoenis Céspedes 23, no contaron con ningún impulsador de 90 carreras, y sus pitcheres más ganadores fueron Tommy Milone y Jarrod Parker con 13. No hay manera de escapar al asombro.

Mientras tanto, los Yanquis evitaron un empate con los Orioles masticando a los Medias Rojas, con los Pájaros cayendo 4-1 ante Tampa, víctimas de cuatro jonrones con bases limpias. Así que el duelo a vencer o morir entre los comodines será protagonizado por Rangers y Orioles.

 

dplay@ibw.com.ni