Edgard Tijerino
  •  |
  •  |
  • END

A tiempo, los Rays han recuperado su “toque mágico”. En un juego que parecía prolongarse tanto como la guerra del Peloponeso, los de Tampa saltaron encima de los Medias Rojas por segunda noche consecutiva, impulsados por un jonrón de tres carreras de Carlos Peña con dos outs en el inicio del inning 14. Boston que en medio de la presión tuvo que mandar a tocar a David Ortiz para adelantar inútilmente a un corredor, fue vencido 4-2 retrocediendo a dos y medio juegos del líder, Tampa.

Lo que pareció un error de Dustin Pedroia en el segundo inning afectó al abridor Josh Beckett, víctima de un triple productor de Willie Aybar. En el tercero, Pedroia con doble empujador de Lowrie, equilibró la pizarra 1-1, y fue necesario ir hasta el inning 14 para que el estallido de Peña fracturara la mandíbula de los Medias Rojas.

El suspenso regresó a escena cuando Boston llenó las bases sin out contra Troy Percival, pero Jason Hammel el octavo pitcher de Tampa, sólo permitió un elevado de sacrificio.

En otros frentes, una ofensiva de tres carreras en el cierre del quinto, facilitó la victoria de los Angelinos por 4-2 sobre los Yanquis, asegurando el banderín del Oeste en la Liga Americana, con el venezolano Francisco Rodríguez apuntándose su rescate 56, “jaqueando” a Bobby Thigpen, que con 57, tiene la marca de todos los tiempos.

Es el cuarto título del Oeste conseguido por los Angelinos en los últimos cinco años. Su ventaja sobre el sub-líder Texas, derrotado por Seattle 8 por 7 pese a conectar cuatro jonrones, es de 17 y medio juegos, sencillamente apabullante.

Y en el sector central, todo siguió igual. Los Gemelos, vencedores de Kansas 7-1, se mantuvieron amenazantes a sólo un juego de los Medias Blancas que doblegaron 6-5 a Toronto, sobreviviendo a un cierre angustioso y evitando el triunfo 19 de Roy Halladay, un ganador del Cy Young. ¿Se imaginan cómo estarían los Gemelos de no haber cambiado a Johan Santana? Bueno, eso es una especulación inútil, pero inevitable al momento de colocar consideraciones sobre el tapete.

Ojo con los Mets. Anoche en feria de batazos, derrotaron 13 por 10 a los Nacionales de Washington con el jonrón 28 de David Wright, en tanto los Marlins aplicaban una zancadilla a los Filis superándolos 7 por 3 con pitcheo de Ricky Nolasco (14-7), ignorando el jonrón 42 de Ryan Howard. Ahora la ventaja de los Mets en el Este de la Liga Nacional, es de tres y medio juegos.

En el Centro, los Cachorros lograron mantener a los Cerveceros a cuatro y medio juegos, liquidando 4-3 a los Cardenales, que con un jonrón de dos carreras de Ryan Ludwick en el cierre del noveno, ejercieron presión de última hora. Milwaukee, batallando por no perder de vista a los Cachorros, se impuso 4-3 a los Rojos.

Por apagar la computadora, en el Oeste, Arizona volvía a sangrar derrotado 4-3 por los Gigantes, mientras los Dodgers, impulsados por el jonrón 33 de Manny Ramírez, estaban adelante 5-1 intentando establecer tres y medio juegos de diferencia.