•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • Notimex

El director técnico del Real Madrid, el portugués José Mourinho, reconoció su gran gusto por encarar los clásicos frente a Barcelona, pero dejó en claro que el duelo del domingo próximo solo vale tres puntos.

Sin embargo, Mourinho sabe que el cotejo en el Camp Nou habrá que ganarlo para que los “merengues” puedan recortar distancias respecto al líder, el cuadro culé, en la Liga de España, de lo contrario el camino y la defensa del título se complicarán aún más.

“Un Madrid-Barsa es un partido que nos encanta jugar. A nosotros y, seguramente, a ellos también. En ese sentido, un Clásico es un poquito más que otro partido normal de la Liga. Los enamorados del fútbol paramos el mundo cuando hay un Madrid-Barcelona”.

El técnico lusitano agregó que la meta principal por encima del Clásico es conquistar la Liga de España, “pero nuestro objetivo es ganar el campeonato. El Clásico son solo tres puntos. El Clásico del 7 de octubre es un partido de Liga. Dos rivales directos que saben que si uno saca tres puntos el otro no suma”.

El entrenador del Real Madrid justificó el mal funcionamiento de sus dirigidos en el comienzo de la Liga de España, en el hecho de que la fortaleza se enfocó en ganar la Supercopa de España al Barcelona y a iniciar bien la Champions contra Manchester City y Ajax, así que se descuidó la Liga de España.

“La diferencia fundamental es que la temporada pasada este equipo no era campeón, y esta temporada sí es el campeón. En mi opinión, mi equipo ha empezado la temporada un poquito viviendo en este prestigio de ser campeón (en la Liga de España)”.

Sobre el mismo tema agregó: “Si juegas a tope en Supercopa, si juegas a tope en Champions, ¿por qué no juegas a tope en Liga? ¿No la juegas a tope porque la ganaste la temporada pasada? ¡No!”

Por otro lado, “Mou” declaró que la Liga de Campeones de Europa también es objetivo para esta campaña, pero advirtió que el cometido no es sencillo, pues en este torneo a veces se depende de otras situaciones como la suerte, pues no siempre la gana el mejor equipo.