•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Cierto, ha sido casi épico lo de los Orioles derribando murallas para mantenerse en la pelea por el banderín del Este en la Liga Americana retando a los Yanquis y saltando sobre Tampa, pero me gustaría que en el duelo de muerte súbita hoy a las 6 y 37 de la tarde en Arlington, ganaran los Rangers. Este es un equipo que estuvo toda la temporada en la cima, y fue desplazado inesperadamente el último día, por el increíble Oakland. Tiene un grueso bateo con Hamilton, Beltre, Nelson Cruz, Michael Young y Kinsler, y un pitcheo lo suficientemente solvente con Darvish, Matt Harrison, Derek Holland, Dempster, y el relevista Joe Nathan. El año pasado, perdió la Serie Mundial dramáticamente frente a los Cardenales del General Pujols. No considero justo que esté a riesgo en un solo juego, pero las reglas son tercas.

Los Orioles son admirables. No tienen bateadores de 300 ni empujadores de 100, y su mejor pitcher es Wei Yin Chen sin llegar a 15 triunfos, pero Jim Johnson su relevista casi intocable, fue temible, pieza clave con sus 51 rescates y fabulosa efectividad. Parecen un peso mosca contra Texas, pero no lo fueron fajándose bravamente en la infernal división Este, manteniendo a los Yanquis entre las brasas obligándolos a rezar horas extras. Naturalmente, un duelo de cruce de dedos, mucho más enigmático, cuando se trata del beisbol.

Y en la Liga Nacional, a las 3.07 de la tarde, los Cardenales, tan sobrevivientes de última hora como el año pasado, con Carlos Beltrán disfrazado como una aproximación de Pujols, se enfrentan a los Bravos, que ahora se adelantaron en asegurarse como el primer comodín, lo que hizo decir a Chipper Jones que era injusto decidir el plus esfuerzo realizado en una temporada, en un juego de vencer o morir.

Sentimentalmente, por un adiós en Play Off de Chipper Jones, y poder ver a Kris Meddlen el joven pitcher convertido en abridor con balance de 10-1 y al formidable cerrador de dos temporadas consecutivas Craig Kimbrel, otra vez líder con 42 rescates, y también por sacarse la espina del 2011, me gustaría ver a los Bravos enfrentarse con los permanentemente crecidos Nacionales de Washington, aun sin Strasburg.

 

dplay@ibw.com.ni