•  |
  •  |
  • END

No cabe duda, el ex bicampeón del mundo, Luis Pérez está empecinado en volver al cuadrilátero por la puerta grande, ahora que dispute con Ricardo “Maestrito” Córdoba el título interino de las 122 libras de la FIB en Panamá.

A una semana del combate, Luis salió de la sesión de entrenamiento en 123 libras, sin mostrar síntoma de debilidad para estar tan cerca de la categoría.

Ha lucido fuerte en las sesiones de guanteo ante Álvaro Pérez y José “Brillo” Gutiérrez en esta semana, con movimiento de cintura para evadir el ataque rival, usando combinaciones para conectar en las zonas bajas y cerrando mucho espacio para arrinconar a un rival tan esquivo como lo será el canalero.

“El panameño no se ha enfrentado a un rival de tanta exigencia como Luis y lo han visto los que han venido a los entrenamientos, lo fuerte que está y además tan cerca del peso como está, eso demuestra sus grandes condiciones. Será nuestro próximo tricampeón del mundo”, dijo su entrenador Ray Mendoza.

El nica no ha dejado de entrenar un solo día, incluidos los domingos, su disposición por sacrificar hasta la última gota de energía en los entrenamientos para tener las mejores condiciones en la pelea, hace pensar que no está dispuesto a seguir en el anonimato del boxeo mundial.

“Luis Pérez está dando todo en el gimnasio, porque está convencido al igual que todo el equipo de trabajo que tenemos todo para regresar con ese título a Nicaragua de cualquier manera”, expresó el entrenador.

Pero esa opinión no sólo la tienen en Nicaragua, también en Panamá miran la reyerta Pérez-Córdoba como la más difícil que sostendrán los panameños el 18 de septiembre en el Nocaut a las Drogas.

“Para muchos de los entendidos Córdoba tendrá la prueba más dura de la noche, cuando cruce guantes con el ex campeón y fuerte pegador nica, Luis “Demoledor” Pérez”, explica el diario La Prensa de Panamá.

A lo que reaccionó Córdoba en la conferencia que se brindó en su país a propósito de la velada, “que no tengo ningún tipo de presión para este pleito. He trabajado duro para esta oportunidad que me he ganado; muchos piensan que Pérez impondrá su estilo, pero están equivocados”, dijo Córdoba.

Explicó que su condición física e inteligencia serán claves esa noche. “En esta cuarta oportunidad seré campeón; voy a pelear en mi casa y ese título se queda en Panamá”, apuntó.