•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

“Claro que voy a reportarme. Quiero jugar para la Selección. Eso es lo único que haré porque he descartado jugar en las Ligas Invernales del Caribe”, dijo Everth Cabrera anoche vía telefónica, antes de arribar a Nicaragua. La confirmación es una excelente noticia para Feniba, para Denis y para el público, ansioso de verlo en acción con el uniforme nacional en el Pre-Clásico que se realizará en Panamá.

Cabrera demostró este año que sus agallas y deseos por “robarse” un espacio en las Mayores con los Padres, no tenían límites. Capturar un liderato de bases robadas en ese nivel no es un asunto de simplemente tener velocidad y ya. El nica estafó 44 bases y quedó líder en la Liga Nacional, dejando atrás a Michael Bourn de Atlanta con 42, quien alineó en 50 juegos más que Everth con casi 230 turnos de ventaja.

“Sentí en esta campaña que exploté las dos cosas más importantes que Dios me dio, mi velocidad y mi guante. Me sentí muy bien defendiendo, y corriendo ya no se diga, disfruté cada robo. Es una temporada que no voy a olvidar porque me gané el respeto de muchos y sentí que dio resultado el cómo me entrego en el juego. Ahora pretendo que sea el arranque para conseguir mejores números”, comentó.

“No imaginé que tendría un cierre tan fuerte, tan bonito con un liderato en mis manos. Conforme me fui acercando al líder, me animé más, me puse más agresivo en las bases, decidí arriesgar sin importar lo que pasara y eso me dio confianza. Claro, también tenía vía libre del manager y si he fallado me quita la libertad de decidir. Pero gracias a Dios las cosas me salieron bien y terminé una campaña de la que me siento orgulloso pero tampoco es que crea que voy a dejar de pelear como lo hago siempre”, agregó.

“Lo más importante es que demostré que a pesar que tuve pocos juegos pude ganar el liderato en robos, eso me llena, porque siento que es jugar a otro nivel. Pero eso me obliga a seguir mejorando más, trabajar duro en la defensa como siempre, mejorar en hacer las cosas de rutina con más serenidad y también seguir poniendo más energía en mejorar mi bateo. El promedio fue bueno, pero debo pensar siempre en mejorar, esa será mi meta el próximo año”, concluyó.

Cabrera, el más efectivo
Everth Cabrera fue el tercer mejor robador de todas las Grandes Ligas, solo superado por Mike Trout (líder de la Americana), con 49, segundo fue Rajai Davis de Toronto (46) y el nica, líder de la Nacional, (44). Pero fue el más efectivo, pues logró un promedio de 91.7 tras ser atrapado en solo cuatro intentos, mientras que Trout cerró con un 90.7 de porcentaje luego de fallar en cinco ocasiones. Lo mejor es que el nandaimeño lo hizo en 161 turnos menos que Trout, y 49 menos que Davis.