•   Buenos Aires  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El seleccionado argentino apresta un equipo altamente ofensivo, liderado por Lionel Messi, para enfrentar el viernes a Uruguay en Mendoza (oeste), por la novena fecha de las eliminatorias sudamericanas para el Mundial de Brasil-2014.

A Messi lo secundarán Sergio Agüero, Gonzalo Higuaín y Ángel Di María, pero la debilidad de la escuadra sigue radicada en una defensa frágil y sin coordinación.

Si bien el entrenador Alejandro Sabella había preparado un esquema defensivo cuando visitó a Brasil en un amistoso en Goiania, con cinco zagueros, en los encuentros de eliminatorias mantiene un planteo con mucho peso en el ataque.

De hecho, el propio Messi se encargó de señalar su preferencia por ese tipo de esquema, al expresar que "nos gusta jugar a los cuatro juntos. A mí me gusta jugar con más gente arriba, pero eso depende de los partidos. Cuando puede, Sabella lo hace".

"Si bien en las eliminatorias estamos primeros, hay poca diferencia con los demás equipos. Estamos muy pegados; si se pierde un partido, podemos bajar varios puestos. Ahora vienen dos partidos importantísimos. Uruguay hace rato que realiza las cosas bien. No ganó en los últimos partidos, pero es un rival muy duro", amplió Messi en declaraciones a Radio del Plata.

Messi, que se incorporó el martes a los ensayos, es la carta decisiva, pero si arrastra las marcas están listos para desequilibrar Higuaín y Di María (Real Madrid, España) y el 'Kun' Agüero (Manchester City, Inglaterra), que regresa como titular tras recuperarse de una lesión en lugar de Ezequiel Lavezzi (Paris Saint Germain, Francia), marginado a su vez por un desgarro.

De todos modos, la intención de Sabella es que este dispositivo no descompense el esquema del seleccionado, por lo cual trabajó intensamente en la mitad de la cancha con Javier Mascherano y Fernando Gago, los encargados de la contención, además de Di María, con la función de transitar el andarivel izquierdo.

Si no surgen cambios inesperados, Argentina recibirá a Uruguay con Sergio Romero en el arco; Zabaleta, Federico Fernández, Ezequiel Garay y Marcos Rojo en la defensa; Gago, Mascherano y Di María en el mediocampo, y Messi, Agüero e Higuaín en el ataque.

El clasificatorio otorga cuatro cupos para el Mundial de Brasil-2014 y al quinto la posibilidad de una repesca contra el quinto de Asia.