• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Fue uno de esos finales que con tanta frecuencia produce el béisbol, manoseando el suspenso, aproximándonos al punto de infarto. Raúl Ibañez, un pelotero de 1.1 millones de dólares, reemplaza en el plato al mejor pagado del juego, Alex Rodríguez que cobra 30 millones, y que se encuentra en “zona de adormecimiento”, sostenido en el line-up solo por la terquedad de Joe Girardi. Hay un out, los Yanquis pierden 2-1 y Jim Johnson, el mejor relevista de la Liga Americana está en la colina. Segundo lanzamiento, swing de Ibañez, impacto de altos decibeles y pelota que cae en las tribunas derechas entre rugidos. Ahora el juego esta 2-2 y vamos a extrainning.

Llegamos al episodio 12 sin out, con Brian Matusz en la cresta de la ola frente a Ibañez. Primer lanzamiento, y otro giro violento de brazos crujiendo sincronizando con una cintura bien aceitada. La pelota que aúlla ruidosamente antes de elevarse majestuosamente en busca de las graderías derechas. Desciende destrozando las esperanzas de los valientes y sorprendentes Orioles, para asegurar una victoria Yanqui por 3-2, que los coloca a un paso de disputar el banderín de liga.

Juego cerrado con el suspenso apretado. Un novato, Ryan Flaherty de 26 años, quien apareció 77 veces en los box scores del 2012, en 17 de ellos sin turno al bate, y en otros 16 con solo uno, un bateador de 6 jonrones, se voló la cerca contra Hiroki Kuroda en el inicio del tercero adelantando a los Orioles, expertos en provocar agudos dolores de cabeza a los todopoderosos Yanquis, pero Derek Jeter con triple, impulsó a Rusell Martin en el cierre, equilibrando la pizarra.

Otro novato, Manny Machado de 20 años, quien debutó como big leaguer el 9 de agosto y solo estuvo en acción durante 51 juegos, disparando 7 jonrones, también estremeció a Kuroda con otro vuelacercas en el quinto, y el derecho de 28 años Miguel González, también con estatus de novato y balance de 9-4 en la temporada, mantuvo esa ventaja por 2-1 hasta entregarle la pelota a Darren O´Day en el octavo.

Entró Johnson a liquidar el noveno, pero apareció Ibañez en escena, disfrazado de Babe Ruth, y con par de batazos, el último contra Matusz, decidió la batalla en forma brutal.

dplay@ibw.com.ni